Buscar este blog

domingo, 23 de mayo de 2010

EL FENÓMENO DKVS.A. DESDE SUS EDITORIALES, ARTICULOS Y MANIFIESTO

EL FENÓMENO DKVS.A. DESDE SUS EDITORIALES, ARTICULOS Y MANIFIESTO

EDITORIAL Nº 01 DKV S.A. – OCTUBRE 1997

“Y el tiempo nos dio la razón, Chiclayo sigue igual que hace 5 ó 6 años, lo mismo y los mismos, la misma mierda de siempre.
La apatía y la mediocridad existente en el medio carcomió y carcome aún todo lo que no esté esteriotipado por nuestros “maestros” que son los que dictan la moda y el modismo. A partir de esto, es que DKY S.A. comienza a existir como un ente independiente, con la única intención de expresarse sin parámetro alguno y sin tapujos.
A pesar de que sabemos nadamos contra la corriente, entre la cual se encuentran el casi total de los “artistas locales”, en una actitud sumisa y rastrera desvirtuando el calificativo de artistas y acercándose al de “comodines”, ya que sus ideas están sujetas a la de los directivos del “arte nacional”.
Y ahora mientras todo esto sucede, esperamos que nuestros “detractores” (que existen aunque no lo crean), se coman su mierda en esos vanos intentos de hacernos y/o considerarnos “conspiradores” en contra de algo que no existe, que es la cohesión del arte que ellos proponen y divulgan oficialmente con firma y sello.
Les invitamos entonces a manifestarse a través de nuestras páginas teniendo en cuenta la orientación de estas, prometiéndoles no ocuparnos de la vida y obra de los literatos sino de la del común ser humano que somos mayoría.
Bienvenidos a este Fanzine donde todos nosotros hemos puesto nuestro sol.”



EDITORIAL Nº 03 DKV S.A. – JULIO 1998

“Pensaron muchos muy buenos lectores del fanzine que por fin esta aventura había llegado a su término, pero acá estamos para su tranquilidad y la de toda su familia.
En este número hemos tratado de mostrar otras facetas del arte aparte de la literatura que no estará del todo ausente.
Desde este bastión del “desmadre” (como lo llaman algunos) queremos invitar a toda propuesta original y sincera que es lo que falta en este pueblito de mierda llamado Chiclayo, y sobre todo sin ese estúpido temor al que dirán de los rectores del arte local.
Ya que hay nueva batuta en el INC esperamos que haya también una nueva actitud, sin complejos retrógradas y sin tanto arrastrado que no tiene nada más que hacer que sentarse a maletear a todo el mundo, como quien ver su tele novela del momento, con su Lindero en una mano y en la otra el último poemario de Ana Miranda y los “fabulosos” cuentos de Rubén Mesías, ¡Puta Increíbles!
Esperamos sus cartas de opinión ya que no se va presentar el zine públicamente, como en los dos números anteriores; porque ahora hay que pagar por la chingana en el I.N.C. y eso llega al pincho.
Como ven nos hemos vuelto menos ácidos, gracias a los sabios consejos del ilustre maestro de las letras Gustavo “Sensei” Hidalgo, gracias maestro por alumbrar nuestro sendero con tu brillante luz de sabiduría y tu aura purificadora.
Ahora si los invitamos a recorrer las tortuosas páginas del más grande fanzine chiclayano de todos los tiempos, ¡somos la cagada!”


¿EL CISMA?
(Articulo aparecido en el primer número-OCTUBRE 1997 – Pág. 14)
Por Rubén Mesías

Hasta hace poco tiempo el nombre de “Arboleda” resonó en la escena literaria como el de la única revista cultura que se dedicaba a difundir la obra de la joven generación noventina; sin embargo casi nadie conocía las profundas contradicciones ideológicas habidas en el interior de la revista (no he usado el término grupo porque “Arboleda” nunca logró tanta armonía interna). Se buscaba construir una identidad que sustentara la fama lograda ante el público. Lamentablemente existían demasiados obstáculos para conseguir ese objetivo. Digamos que el más importante fue la callada oposición de Stanley Vega, director de la revista, a cualquier intento de elaborar un manifiesto común que transformará radicalmente la orientación que la revista había tenido hasta entonces. La razón que Stanley esgrimía para diferir ese pronunciamiento era bastante cómoda: la falta de consenso (un mal crónico en “Arboleda”), entre las contertulias sabatinas era señal de esa negligencia. A duras penas Elmer Llanos consiguió entrevistar a los asistentes tomando en sus manos una responsabilidad que Stanley, el reputado líder debió exigir para sí. El resultado de esta encuesta nos ofreció un panorama más claro que lo que sucedía en “Arboleda” y más precisamente de cómo Stanley entiende la literatura (en ese instante nos explicamos su apatía). Para Stanley el ejercicio literario es simplemente un mero instrumento de autocomplacencia, en otras palabras uno escribe principalmente para sí mismo, divorciándose, se hecho, de cualquier finalidad más trascendental. Es evidente que una actitud como esta se contradice con el ideal de un grupo, que busca principalmente la participación de sus miembros a través de un debate democrático. Así pues logramos deducir que la tertulias de los Sábados habían degenerado en polémicas intrascendentes en las que nadie quería manifestar su verdadero punto de vista. Las conversaciones bizantinas permitieron divisar el punto del no retorno.
Precisamente DKV S.A. surge en el ambiente como una respuesta contra la apatía de “Arboleda”, inclusive algunos de sus miembros participaron en las reuniones de la revista de Stanley y pudieron conocer de cerca el marasmo en el que se había caído. Pero no por esto puede considerarse a DKV S.A. como un engendro de “Arboleda”. Es más, hubieron personas, como Carlos Becerra o Ernesto Sumarán, que visitaron el entorno de “Arboleda” sin abjurar jamás de su propia identidad de miembros de “Argos”, entonces es un ataque demasiado gratuito el afirmar que a existido traición cuando los participantes de DKV S.A. decidieron tomar la acción en sus manos ente la apatía de “Arboleda – Stanley”.
Fuera de estas simples anécdotas que permiten conocer el origen de DKV S.A., pretendemos, con estas líneas, dar a conocer el ímpetu con el que este nuevo grupo irrumpe en la escena. Hoy en día la apatía de “Arboleda” parece ser un síntoma de que la crisis de valores que vivimos está en su apogeo. No hay grupos literarios que den la cara y eleven su voz para decir ¿qué piensan de este mundo? ¿Cómo pretenden solucionar los problemas de la sociedad? Parece ser que la tendencia más acentuada sentarse a escribir, como Michael de Montaigne, desde una esbelta torre de marfil. Encerrados en aquel aposento se pueden oír las terribles voces de los demonios interiores clamando su poesía desencantada. Gritando en las alturas, lejos de la tierra. Hacer eso es lo que más puede convenir a espíritus individualistas, cerrados defensores de todo lo que su nuevo intelectual pueda aprisionar (se parecen a las ostras que capturan un grano de polvo para transmutarla en una hermosa perla que sólo ellos pueden contemplar). Neo liberales en potencia que manipulan solapadamente la conciencia de sus receptores para su propio beneficio. Así alimentan su vanidad y su espíritu egoísta crece con todas sus lacras aparejadas. Este es un camino que debemos evitar hablando de uno mismo. Ascendiéndose casi a la categoría de paradigma. Eso es pedantería. Un literato no debe caer en esas cosas que obstruyen la visión autónoma que tiene de la realidad. En DKV S.A. se pretende despertar la conciencia pública hacia esas cuestiones vitales que las escuelas literarias tratan con un exceso de cultismo que las hace poco atrayentes para el hombre con un mediano nivel cultural. De hecho se apunta a renovera la movida literaria con nuevos aportes provenientes, principalmente de las vetas contraculturales. Ahí se ubica mayormente la actitud crítica más ácida y corrosiva que la sociedad haya conocido pues ataca sus valores más tradicionales y a sus instituciones tutelares. Lo que se busca es recuperar la libertad del hombre para elegir su propia filosofía sin parámetros inhibitorios o deformadores. Suena utópico pero detrás de ese ideal subyaco la eterna esperanza del hombre de encontrar el nirvana dentro de su propia miseria. Para eso se escribe, para transfigurar a la realidad y a sus habitantes con ese mensaje intrínseco que no debe asumir personalmente, sin ningún miedo. Así pues no ha habido Cisma, sólo renovación.


MANIFIESTO DKV S.A. Nº 01-OCTUBRE 1997
(Aparecido en el primer número, Pág. 15)

Hay quienes discuten la filosofía como si fuera un tema ajeno a ellos, es más, te hablan o escriben de filosofía con “autoridad”, imparcialidad dicen ellos, se imaginan estar por encima de esta categoría, no les salpica el “lío” que hay entre una y otra corriente filosófica y se sienten cómodos en su poltrón de sabihondos, capaces de hacer de jueces entre uno y otro “bando”. Nosotros en cambio somos conscientes que nuestro punto de vista (o el de cualquiera) obedece siempre en un sistema filosófico y no podemos hablar de filosofía sino es poniéndonos primero dentro de uno de sus campos, esto no sólo lo admitimos sino que en cuanto a nuestra filosofía la defendemos. Hay quienes te hablan de “poetas jóvenes” y “poetas viejos” como si la poesía tuviera algo que ver con la edad, la libido o la menopausia y como si las canas fuera la corona de los poetas o los mayores les rinden pleitesía como si fueran santos, honores como si fueran héroes y les condecoran como a veteranos de guerra.
Pera nosotros lo viejo o lo joven sólo tiene que ver con las arrugas o lozanía del alma, así pues poeta joven es aquel que tiene el espíritu oxigenado, transparente, optimista y vivo así tenga cien años de edad y poeta viejo (así fuera niño prodigio) es aquel que tiene el espíritu esclerotizado y rancio.
En cuanto al arte en general consideramos que su valor tiene tres dimensiones: la primera se refiere al valor que uno le da a su obra y esto se respeta irrestrictamente, aunque para el resto su obra no tenga ningún valor artístico. La segunda se refiere al valor que le imprime la crítica, valor que tampoco es ilimitado pues termina donde comienza el valor que le ha impreso el artista. Es así que nadie puede decir en absoluto que “esto no es arte”, “esto no sirve” pues como señalamos el valor es relativo. La tercera dimensión le da la historia y los pueblos pues son los únicos que tienen la potestad de emitir su veredicto para que una obra trascienda en el tiempo y en el espacio y es así como la llegado “El Quijote” a nuestras manos, cruzando un Océano de agua y otros de años.
En cuanto a la religión deslindamos de toda organización religiosa y eclesiástica existente pues las consideramos antagónicas con nuestra forma de pensar y vivir.
En cuanto a la coyuntura política, económica y social consideramos que la crisis generalizada por la que atraviesan los diferentes países incluyendo el Perú, obedece a la situación avanzada de putrefacción en la que se encuentras sus Estados y todas sus instituciones que los sostienen y que ningún remiendo, reforma o cambio de Presidente van a solucionar sus problemas, son mas bien ilusiones de embaucado y esperanza de cojudos.
Para nosotros la única solución esta en manos de la historia o sea en las manos del pueblo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario