Buscar este blog

lunes, 31 de mayo de 2010

A ESE ES EL DURO CONTEXTO CULTURAL DE LAMBAYEQUE


ESE ES EL DURO CONTEXTO CULTURAL DE LAMBAYEQUE
Por Luis Heredia Gonzales

Es probable que este artículo también sea mal recibido por muchos que siempre quisieron que la mediocridad y la mezquindad prosperen. Así ahora los dimes y diretes de siempre de nuevo continúen, eso si, sin santos, sin justos, sin honestos, solo con iras bobas y sobre todo transpirando frustración.

Asistimos a una etapa de exclusión, así es, esta escena literaria de adobe como son las de “provincias”, está por volverse a derrumbar y esta vez por causas exógenas, ya existe exclusión en Lima, ya hay exclusión a dimensiones nacionales y allí esta el califato de Alonso Cueto, la brigada de Ivan Thais, y el patriciado de Cecilia Bácula, Ahora buscan extender el mismo esquema a las provincias. Lo de siempre “satélites culturales”, que son vistos como planetoides estériles a los que “capitalinos bienaventurados” vienen a instalar la “luz solar” que los hará menos deprimentes de lo que son por “naturaleza”, así , esta el cuadrante detallado, ellos llegan hacen arte y cultura en un sitio donde solo se pueden ocupar de situaciones domesticas, y hay que arrumar a esa cofradía raquítica de “diletantes” que escriben en plaquetas, usan voz gutural y brindan en plazoleta de pueblucho, alucinando que pueden cambiar el mundo.

Y los albaceas de la poesía lambayecana dicen que esto esta merecido por un tal Carlos tiene nivel, calidad y gestión y el mundo puede hacer arte pero los “aficionados” de barrio no. Ósea el conglomerado cultural, signos, Marino, el cuervo, etc. Se olvidan estos señores que muchas veces su único público son estos diletantes que los respetan y estiman, y los pintores lambayecanos vistos por la lupa minimizadora de los pocos académicos del pincel que tiene Chiclayo, esos murales pintados en la casona del INC. Borrados como si de un mamotreto se tratase y fueran ocupados por pinturas de muchachos que si son pintores, al menos ese fue el criterio de nuestro joven director, dinero para afuera y nada para los cuasi vacíos bolsillos de nuestros artistas plásticos lambayecanos.

Lo que me preocupa, es que el respetable señor Carlos Mendoza Canto piense como esa Sanchezcerrista directora nacional del INC. Y tenga vínculos con esa mafia tetuda de Cuetos y Ampueros, que les apeste todo lo que sea ande, protesta, calle y sobretodo crítica al sistema, que se alíen en Lambayeque con batutas como las del soberbio Luís Rivas Rivas, que sus defensores lambayecanos quieran o puedan dejar este hecho como algo meramente anecdótico.

Que querrán quienes lo defienden, una vez mas que se les acepte un proyectito, se les de un empujoncito, sueños, ilusiones, ¿Cuántas veces nos han decepcionado?, ¿Cuántos cuentos?, cuentazos, si, tengan claro eso.

No estoy en contra de la cultura universal, ¿quien no quiere eventos culturales de primer nivel en Chiclayo?, porque aplastar lo nativo, lo joven, lo que Chiclayo ha parido o ha adoptado, si ambas cosas, lo universal y lo local pueden ser expuestas. ¿Que hay?, ¿porque tanto problema?, es cierto, la exclusión no es de hoy. Lo mas curioso es que otro artistas estén buscando la exclusión del conglomerado cultural, apartar a gente que suponen no debe escribir (inmensionables…) y no sepan que en este nuevo orden cultural ellos tampoco tienen espacio.

Así un fortachón rosáceo no debe andar diciendo que se le incluye en alguna conspiración, que los punk que solo pueden escribir y lo hacen con crítica, como debe ser, lo hagan por resentimiento, no, no es así, no busques instrumentar a los demás por una vez mas.
Con todo esto, no se, como irá a terminar, pero la dictadura fina “democrática” del APRA (hayista Terminal) se plasme hasta en lo cultural, si es preocupante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario