Buscar este blog

domingo, 23 de mayo de 2010

La poesía de Luis Yomona Yomona

La poesía de Luis Yomona Yomona


Profesor de Historia y Geografía y destacado poeta de los 90. Ganador en muchos concursos literarios. Fue fundador con Nicolás Hidrogo, Luis Facundo, de los “Ubicuos Malditos” en 1992.



EL ESCARABAJO


He aquí la mágica obra
de estos horribles vertederos:
encendidas cabelleras, como lenguas
abruptas y rocosas, entre gruesos cubos,
caminando erectas sobre la piedra,
sin esfuerzo ni acaloramiento.
El cielo petrificado
entre brumas y hojarascas
tiene olor fétido oxidado,
los pasos son agigantadas ramas de hilos,
hojas despostilladas
al filo de un mar.
La tierra agrietada con agujeros cuadrados,
en rítmicos movimientos
tiene un ojo perpendicular
a la abscisa entre barro y barro.
...... Montañas, dilo. Habla, gusanos,
troncos, sigue, no hay tiempo. Envueltas,
putrefactas raíces, el rabo inmóvil
de un volcán escupe ácidos, cenizas, sismos.
Los carros en posición vertebral
marchan al son del semáforo. (La niña pinta heces
y se muerde un dedo).
Todo es laberinto, las casas,
los jardines. Mi zapato es un tiempo.
Entre dos cigarrillos el libro duerme
ausente de su mesa y la guitarra
ya no canta. La cabeza es una bola perdida
en otra panza, el frío tenso,
la cordillera tiene dos colores,
olía a pescado, vértigo, miedo, temblor.
Era cuadrada, tenía un movimiento
mi mano. La Biblioteca de mis dientes,
rodeada de murallas.
Las ruinas eran templos oscuros cuando
las piedras fueron excavadas con las
primeras aguas. El aire era una
casa inmóvil verde-oscura. Atrás del
horizonte la blancura del yeso dilataba
el lenguaje de las formas. Bella. Carrera fácil
y de irreconocibles rojos
el escarnio era pequeña carrera por otros
árboles y allí está! Mágicas llamitas azules,
en su aparecer bosques monstruosos,
¡Hay una lámpara! Llamitas azules. No tiene
lógica ilusión de algún papagayo. Elimino los
espejos, responde: La pelvis de los lagartos
de sólidos miembros, los ojos abiertos, y los
perfiles de las cosas. Lejos, lejos, se niega
la criatura de aleta dorsal con aguijones
acre oscuro, con descripciones jeroglíficas,
con poco ojo, contemplativa, instantánea la
quilla del silencio engordaba. Siempre verde
-verde-amarillo-violeta- esta pasta en
pequeños espejos paralelos ampliándose,
accidental..... Reducida larva apertura el
concierto de la naranja. Nada. Nada. Difunde
su gracia, siente, es sábana, hormiguea su
cuerpo y palpita como sol.
Desde entonces –yerba intacta- los anuncios
de magnesio se leen enterrados
y nadie despierta y nadie, porque la leyenda
pegajosa, imprecisa empezó, aquí,
a tener conciencia en las mañanas verdes,
en aquellas terrazas; no me acuerdo del tiempo
pero lo sé dentro de la cabeza
de una hoja de papel cifrada, sórdida,
con escorias ennegrecidas. Respondo: campos,
glaciales océanos, pétricas escamas,
donde los peces –antro perfecto a tus sesos-
saltan violentados a la primigenia isla.
Hubiese esculpido en una cama de fondo lechoso,
en la oscuridad, fantásticos gigantes,
sin almas, sin escrotos. Me asaltan. Huyen
guerreros que adoran la danza de lo eterno;
fatigado abriré los caminos de locos gestos,
de los párpados caídos, de la lámpara que tose
y se lamenta. ¡Fuera basuras de pájaros!
Me rindo en la cima de una escalera de árbol,
con canciones masculladas, en diálogos
de humana bandeja ¡Son setenta veces siete!
La Vía Láctea me manchaba junto a las obscenas
noches. En las ventanas de mis uñas
ha venido el poder.
¡Puta! ¡Qué sorpresa! Pensar que la boca
no es sino azufre de edades viejas, donde la vida
con húmedo barro despierta fulminada
hacia los cristales, antorchas del final: Un abismo!


PÁLIDA AZUCENA
De tu particular esencia
sentir sus accidentes, deseo;
porque dos electrizantes planetas
de sustancia primera
extrínsecamente derramaron
la maravilla de su fuego.

Y trascendiendo
metafísicamente
con identidad,
acrecentar
tu potencia indeterminada;
penetrando
con intrínseco efecto,
en la sustancia primera....

De aquellos electrizantes planetas.


CALOFRÍO

Un piojo afila sus puntas
es barrigón y sin esqueleto
crespo de fuego el pelo grita:
Guerra!
Titilan brechas áulicas
La tierra aún más barrigona
y sin esqueleto
abre su peluda lengua
y se come el primer piojo.


IDENTIDAD REAL

Un water se ha declarado en huelga.
Un water se ha declarado en huelga porque
un trasero aceitunado ha besado su boca
Se resiste
burbujea
atora el secreto humano
y vomita.
Los alcoholes lavan los horrores.

Y él mecánicamente sube sus pantalones
y marmóreo
con ojos en los pies se aleja....

No hay comentarios:

Publicar un comentario