Buscar este blog

sábado, 15 de mayo de 2010

PUENTES GENERACIONALES EN LA LITERATURA lambayecana

PUENTES GENERACIONALES EN LA LITERATURA lambayecana

Por Nicolás Hidrogo Navarro

Tradicionalmente Lambayeque se ha caracterizado por ser una tierra de bardos y poetas, pero no de narradores, o por los menos estaban ocultos hasta hace poco. Siempre se ha cuestionando que no ha habido un cordón umbilical o un recambio de postas, por le prurito mismo que tenemos todos: cuando aceptamos que otros existente s que se siente en nosotros que empezamos a apagarnos y pasar al cajón del apelativo y de los recuerdos y quizá del olvido. Sin embargo, en Lambayeque esto se viene diluyendo y así podemos encontrar en una misma noche a gente que viene haciendo literatura desde hace tres décadas como Estuardo Deza Saldaña, Andrés Díaz Núñez, Carlos Bancayán Llontop, Javier Villegas Fernández, Rully Falla Failoc, con gente de relativa reciente data como Stanley Vega Requejo, Krishtian Valiente Uriarte, Fernando Odiaga, Joaquín Huamán Rinza, Marcoantonio Paredes, Marhie Linares, César Limo, Arturo Bravo, entre otros.

Quizá las postas se estén dando silenciosamente y, quienes sepan cómo se llega a ser escritor, sabrán que son las tertulias, la convergencia en recitales, presentaciones de libros, donde alimentamos ese espíritu de animarnos a producir y publicar, viendo que otros lo hacen.







Lambayeque, junio 17 de 2006

Nicolás Hidrogo Navarro

Coordinador General Conglomerado Cultural –Lambayeque-Perú



COMENTARIO DE LIBROS

Por: Nicolás Hidrogo Navarro

(hacedor1968@hotmail.com)



A) Rully Falla Failoc (Gen. 80)

Libros

“Dioses, hombres y duendes” y “Coñuma: la pasión por la ternura”



“DIOSES, HOMBRES Y DUENDES”

Leyendas de Motupe, Chóchope y Penachí

De Rully Falla Failoc



Los mitos y las leyendas siempre han satisfecho la imaginación del hombre desde tiempos inmemoriales. Aún, con todo el avance de la ciencia, los hechos, fenómenos, cosas que ésta no puede explicar, son rellenados pro ese poderoso argumento que es la ficción.

Los hombres necesitamos de los mitos y las leyendas para completar nuestro círculo en la historia universal, ver y vernos retratados en esa porción de la historia de los pueblos.

En “Dioses, hombres y duendes”, Rully Falla Failoc acomete tres funciones: la de recopilador, fundidor de historias y la de gran rescatista del acervo cultural lambayecano

Lambayeque es muy pródiga, muy mágica y telúrica, muy magnética, muy supertisiosa en cuanto a cosmogonía y tradición. Las historias orales, hoy, casi desparecidas de sus fuentes primigenias, cobran vida y son rescatadas del olvido por Rully Falla Failoc



Son veintiún historias: “El cerro Chalpón”, “El retorno de la Cruz”, “El cerro de la vieja”, “El cerro de la Virgen”, “El cerro de Chalpón y el cerro rajado”, “El jardín encantado”, “Washingo”, “Simón Mon el diablo”, “El misterio de la huaca Marrufo”, “Las tres cruces”, “La viuda”, “El volcán del Chalpón”, “La leyenda del Pumacirca”, “La bruja Margara”, “El Sucho”, “El tesoro del brujo”, “El perol del oro”, “El encanto del río Agrio”, “La cruz de Yanahuanca”, “La laguna encantada”, “La Mamahuaca”, que denotan un alto grado de historias aún desperdigadas entre los pobladores y los villorrios más alejados. Sólo demandan la perseverancia de quienes a la par de cultivar la poesía, el teatro o la narración ficcional, tengamos que identificarnos con aquellas historias orales contadas sin el ropaje literario, peor con la dulzura silvestre y el encandilamiento que tiene todo lo natural, lo rural.

Felicitamos este gran acierto de uno de nuestros narradores y poetas más importantes que tiene Lambayeque y que hoy vuelve recargado de historias que llene nuestras noches hasta dormirnos del susto y la emoción.



“COÑUMA: la pasión por la ternura”

De Rully Falla Failoc



“Coñuma: la pasión por la ternura”, es un conjunto cuentos psicoeducativos para niños, niñas, jóvenes y jovencitas estudiantes en busca de la sensibilización y solidaridad humana. Con un lenguaje lleno de colorido, coloquial y recargado de candor, Rully se dirige a los niñ@s y jóvenes para persuadirlos de lo inocente que es disfrutar de la vida sin malicia, con mucho optimismo y mirada esperanzadora en el futuro. Son historias ricas en sucesos infantiles y que denotan un sentido profundamente bucólico, es un retorno a la naturaleza primitiva de unas de las etapas más maravillosas del ser humano: la niñez.



B) Luis Boceli (Gen. 2000)

“Pizzicato Labio”

Poemario

“Pizzicato Labio”, es un poemario de 31 trozos trompeteros cargados de sonoridad musical. Con gran experimentalismo estructural estrófico, Boceli muestra sus fijaciones en los labios como radar sensitivo de la pasión humana.

En el poemario hay una fina y exquisita sensualidad que nos induce hacia el erotismo y genera una sensación de una etapa en el ser humano “la etapa de los labios” como síntoma de toda cópula y concentración del placer humano.

Boceli genera un caos verbal surrealista donde discurre desde su pasión musical, el recuerdo de su infancia, su posición frente a la vida, peor fundamentalmente genera un hoyo de subterraneidad donde sumerge a los lectores hacia un ensalivado placer de los labios como fuente supremo de la pasión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario