Buscar este blog

viernes, 21 de mayo de 2010

¿QUÉ BUSCA UN LECTOR EN UN LIBRO?

¿QUÉ BUSCA UN LECTOR EN UN LIBRO?
Por: Nicolás Hidrogo Navarro
(hacedor1968@hotmail.com)

En un sistema educativo como el peruano, los lectores ni escogen sus libros ni el momento ni deciden el tipo de análisis literario, sino son otros –desde Lima- los que imponen qué, cuándo, a quiénes y cómo debemos leer. En el nivel secundario se toman cuatro dimensiones literarias y se circunscriben a los siguientes autores: Literatura peruana (Inca Garcilaso, Juan del Valle y Caviedes, Juan Espinoza Medrano, Mariano Melgar, Ricardo Palma, Manuel Ascencio Segura, Arguedas, Alegría, Albújar, Felipe Pardo y Aliaga, Carlos A. Salaverry, Valdelomar, Chocano, Mariátegui, Manuel Gonzáles Prada, Eguren, Vallejo, Ribeyro, Congrains, Reynoso; hispanoamericana (Vargas Llosa, García Márquez, Guillén, Rulfo, Borges, Carpentier, Cortázar, Fuentes, Jorge Isaac, Neruda, Quiroga, Octavio Paz, Rubén Darío, Mistral, Asturias, Echevarría, Onetti, Roa Bastos y Bryce.); española (Jorge Manrique, Lope de Rueda, Cervantes, Lope de Vega, Quevedo, Calderón, Góngora, Garcilaso, Fray Luis de León, Tirso de Molina, Juan Ramón Jiménez, Machado, Unamuno, Bécquer, Casona; y, universal (Homero, Sófocles, Eurípides, Virgilio, Dante, Petrarca, Boccaccio, Goethe, Shakespeare, Víctor Hugo, Balzac, Sartre, Camus, Sor Juana Inés de La Cruz (tangencialmente se toma literatura regional, para rellenar el tercio curricular). El resto no existe, porque no figuran en las programaciones oficiales. Pero si sólo se leyera a profundidad la décima parte de los propuestos, otro sería el bagaje cultural de nuestros alumnos.
Si eres un escritor novel o en palestra marketera y con varios añitos publicando plaquetitas o libritos de bolsillo artesanal, de ediciones entre 500 ó 1000 ejemplares, atrévete a ganar un premio nacional o internacional, ese será tu pasaporte curricular para ser leído obligatoriamente en colegios o universidades, probablemente mientras sobrevivas y te mantengas tercamente, pero más seguro cuando mueras. Como las lecturas y autores son vinculantes y condicionantes curricularmente, nadie lee lo no obligado, lo que no viene ni preguntarán en un examen.
Entre libro y lector no sólo se ha producido un divorcio belicoso y de tirria y ojeriza fatal, sino se ha animosado una fobia tercamente antipódica. La lectura ha pasado de significar, en el pasado, un reluctante entretenimiento y éxtasis estético edificante de expansión de tu universo verbal y sensorial, hoy a sinónimo de aburrimiento, castigo exigente, improvechoso y una actividad de ociosos o desocupados. De tanto forzarnos a leer a la mala, sin generarnos hábitos ni necesidad de lectura, se ha producido un evidente rechazo por el leer por cuenta propia y en el mejor de los casos, leemos exigidos o condicionados por una nota, tan superficial, insignificativa y abortiva entre capítulo y capítulo. Con el auxilio de textos que ya tienen preparados, economicistamente, el resumen, vocabulario, ideas y hechos principales y secundarios, la reseña de autor, obra y corriente literaria, la valoración generacional, lingüística, estética, social, psicológica, pedagógica, caracterización de personajes, estilo, lenguaje, escenarios, la cosa para ya no leer pero aparentar hacerlo se ha hecho muy llevadero, en otras palabras todo está hecho y sólo hay que comprar el “libro de resúmenes de obras famosas” o entrar al internet y encontrar trabajos ya hechos y presentarlos: la ley del menor esfuerzo, producto bandera a la peruana.
Sin embargo, aquel especímen raro de lectores sobrevivientes (no se salvan por convalecientes, docentes –dedicados a reproducir que producir-, profesionales, autoridades de educación, alumnos de superior y, tristemente, futuros docentes de Lengua y Literatura, de universidades y pedagógicos), contados y en vías de extinción que subyacen en el anaquel desmemoriado de la historia, del ayer. Esos lectores de nostalgia que apretujan y retuercen zalameramente las esquinas de sus libros de tantas vueltas, pase lento de hoja en hoja como verónica tauromaquiana y caricia afanosa, esos quizá ya no aparecerán. Esos, esperan de sus libros un diferente y nuevo contar y decir de las cosas, una ingeniosidad estratégica del organizar el texto, una martingala conceptual, alguna cosa sorprendente, fuerte, que rompa el letargo empalagoso de lo previsible y lo dicho siempre. Un lector añejo y consuetudinario, espera un reto permanente del autor por encandilarle un banderillazo de su historia y mantener la atención hilada de principio a fin. Ese reto y juego interactivo permanente entre autor-lector, espera un desenlace difícil de adivinar, que rompa toda lógica argumental y que sea capaz de generar la ambición de relamer las hojas de ese dulce manjar poiético.
Un lector busca su alma perdida en las hojas de los libros, pretende encontrarse transfigurado él mismo por la piedra filosofal de los signos lingüísticos, ansía ver el retrato rectilíneo de su propia historia, la huella psíquica de su propia ontogénesis, se busca a sí mismo desesperado que por casualidad allí encuentre alguna vez, en algún recodo escabroso de un capítulo su propia historia oculta, procura algún resabio de sus vivencias pasadas y el epitafio perdido de su propia sepultura. Reclama en la lectura su parte en la historia universal. Busca ampliar su horizonte experiencial, ingresar neblinosamente a otros mundos y encontrar amigos y enamorarse de los personajes, evadirse, pernoctar en la atmósfera y el tiempo literario de las obras. Cada lector tiene su libro favorito y lo ve pasar como una película por su imaginación, posee su propia lectura e interpretación única y personalísima, no importa que difiera de la intención primigenia del autor o el trazado de ruta de los prólogos o comentarios y recomendaciones especializados.
Una buena lectura, al inicio debe ser de romance, de flirteo autor-lector, entretenido y de embauque y conquista fácil. Luego deberá trocarse en un ingenioso malabarismo lingüístico, conceptual, estructural, estético. Los buenos escritores que sobrevivirán serán aquellos que batirán el record Guinnes de la imaginación y venzan a la tradición para traernos nuevos desafíos estéticos, nuevas posibilidades inimaginables sintagmáticas, ya no lindas historietas empalagosas y clonadas como telelloronas mexicanas, sino blindadas con la magia del ensueño literario, retorcidas ingeniosidades que develen nuevos misterios de las posibilidades lingüísticas de la palabra y el pensamiento humano. Sólo quedarán los que a lo bonzo se incendien en su propia pasión demiúrgica, ingenio retador, talento atrapante, alma encandilante y se zambullan como un kamikaze en su propia historia hasta fisionarse y derretirse en ella cual amasijo de alquimista medieval. Acabará el mercantilismo literario y los libros se empezarán a hacer seriados, hecho a mano, para dos o tres y flotará sobre la superficie literaria un nuevo tipo de escritor y lector: aquellos que sin lucrar, gocen; aquellos que sin morir, vivan secuestrados en la estructura de la prosa o la conmoción acrisolada de los versos; aquellos que le roben tiempo a las tardes, a las madrugadas, para vibrar al son de un párrafo o una estrofa; aquellos que se mimeticen holográficamente en el signo semiotizado y sean personajes omniscientes deambulando por las propias hojas fantasmales de los libros, hiervan con su propia sangre poética y digieran su engullente prosa argonáutica.

Lambayeque, enero 19 de 2006
Nicolás Hidrogo Navarro
Coordinador General Conglomerado Cultural –Lambayeque-Perú

COMENTANDO LOS TEXTOS LEIDOS

A) César Alexander Limo Mil (Gen. 2000)
Con un lenguaje altamente metafórico, cargado de temas filosóficos, que cual espejo le obligan mirar atrás y adelante en el avance de su propio ser, César Limo elucubra su propia génesis biológica y fusiona su yo poético con su yo personal para mirar el asombro de la ovificación humana.
Con el sutil estilo de una oda rinde tributo a Violeta, ¿mujer o flor?, quizá las dos fusionadas en una sola, pero eleva a condición de musa inspiradora y resalta sus atributos exóticos y foráneos que llegan a perturbar el alma, la mente y el sentimiento del autor. Digno homenaje a la mujer, a su esencia y razón de ser. Así cualquiera se enamora, así se reafirma el compromiso de honor de la profesa del sentimiento adoquinado del amor y el silencio.
De estilo romántico el tercer poema, colma y prodiga de amor platónico, un sentimiento un nombre oculto, protegido en el anonimato y el silencio. La nostalgia envolvente perfuma el ambiente de palabras, sentimientos, quizá sí quizá no, pero el amor sigue allí latiendo solitario cual peces que no ocultan su alegría o temor de verse fuera del agua.
En César Limo, subyace el símbolo, la metáfora, el retruécano de palabras que edulcoran la pradera de su propia cosecha lingüística y se abalanza como mártir de amor, reclamando todo, evocando todo desde la visión de su ontogenia hasta sus más secretas pasiones. Es un bardo enamorador y enamoradizo.


B) Jonathan Larrea Colchado (Gen. 2000)
Jonathan es un poeta no sólo inspirado, sino esforzado que ha tomado este oficio como un herrero recibe el hierro hirviente a rojo sudor. Su esfuerzo por buscar su propia definición y llegar a su propio atracadero, le permite divagar y hacer ejercicios a veces rebuscados de palabras. Pero su desbordante imaginación y pasión que le imbuye lo pone a flote y le abren un norte. Su brújula poética es la soledad, su afán indomable de llegar a ser lo que anhela y en ese tránsito su poesía experimenta maretazos embravecidos y aguajales solitarios. D estilo muy conceptual, intenta ser un poeta concreto, pero le sale su lamento poético, su propia definición de sí mismo con imaginarias epístolas, donde se dice así mismo, conceptúa y adjetiva el bifrondo oficio. Entremezcla su tributación por el modernismo y simbolismo, trabaja su verso para hacerlo parecer a lo que es: una suave rapsodia en alguna lúgubre y solitaria noche donde papel, pluma y poeta se sientan a divagar.

C) Juan Felipe Chilón (Gen. 2000)
Amor y silencio nocturno son las chispas inspiradoras que combustionan a Juan Felipe para llevarlo a hacer una poesía cargadas de un alto octanaje de metaforización de sus reflexiones filosóficas.
El tiempo, la noche, la muerte, el firmamento, los dioses parecen ser los duendes que habitan sus poemas y le dan un manto trágico, sobrecogedor que transporta a la tristeza, al romanticismo tétrico, pero es su fuerza del futuro y la mañana que lo lleva a la realidad, lo saca del submundo de lo trágico para colmar con remates de un tono esperanzador. Esa dicotomía de soledad/alegría, noche/día, vida/muerte generan una gemela pasión conflictual por sobreponerse a la noche de un dulce tormento, en la que poeta y poesía cruzan miradas. En Juan Felipe la poesía esta permanentemente adornada como en un día de fiesta, pero dentro de sí lleva un corazón negro, lleno de disonancias filosóficas y una atrevida manera de lanzar su escupitajo poético en los dulces labios de la soledad, la desesperanza.

D) Fernando Odiaga Gonzáles (Gen. 90)
De simbólico filosofar, Fernando Odiaga, utiliza el onirismo poético para conceptuar sus reflexiones y definiciones de la vida. La noche y el silencio, son sus espacios vitales; la vida y la muerte, sus preocupaciones. Su intención vaticinadora genera una efecto de encriptamiento de sus versos disruptos que pretenden no sólo definir, sino oraculizar un camino dechado de cuitas, pero lleno de un porvenir de alfombras y esperanzas.
En su poesía también hay un recorrido diacrónico y por etapas de la mujer: la caracterizar niña y la vuelve anciana y en todas esas etapas canta su vélelas y desesperanza, sus penas y sus glorias.
En azul hay varios mensajes en clave, que va desde el signo poético de la propia actitud creadora, pasando por el morbo sexual de unos mequetrefes decadentes y la luz bermeja de un lupanar. Con ribetes modernistas y simbolistas, la poesía de Fernando Odiaga tiene y sugiere más cosas en clave, es una hábil hetaira que esconde lo bueno que tiene y despierta más inquietud, intriga y la polisemia divergente interpretativa del lector.

Lic.Nicolás Hidrogo Navarro
Licenciado en Lengua y Literatura por la FACSHE-UNPRG.



I BLOQUE DE POEMAS LEIDOS
Por: César Alexander Limo Mil

Poema I :
Embrionario estado
El mío!
Biconfigurada célula
Ascendiente genital
Adoptando su forma mas humana
Nutríase sigilosamente de ti
Era entonces que gravitaba
En intrínseca orbe cuasi lunar
Estructurada por tu abdomen
E inconciente moraba el pez
Succionando con los ojos
Cerrados

Paradójico miedo de nacer al nacer!

Nueve meses a la diestra discurrieron
Con dócil rigor de alas
Y continuo padecer de espejos
Yo! , El injurioso
adoptando nombre y peso
Me aferre a tu pezón mas lleno
Para vivir!

Paradójico miedo de nacer y crecer!

OH! Matricial raíz
OH! fémina constante
Fue después que mi cuerpo rememoró
Tus placenteros índices cardinales
Tu mirada de luna!
Tus palabritas desarrollando
mi voz puntiaguda.

Poema: Génesis antes del génesis

Poema II :
“Abrigadas palabritas de amor
Formaron tu ser
Y llovieron lirios
Mientras nacías talvez..."

Violeta!...venida de tan lejos
traída de tan lejos
a los días oscuros...retraídos
en largas sinrazones de mi pecho
cuando el sol levantaba sus muros
dilataba los gritos, despertaba los enfermos
y quemaba mi pelo.
Breve sirgadora del silencio
a esos ojos tuyos de perdurable fuego
se desprendió interminable un color
un canto!, un ramo de versos encendidos!
azotes de relámpago abriendo los caminos
y transmigrando sus flores.
Violeta!...venida de tan lejos
traída de tan lejos
desde el limpio azul agreste norteño
donde latiendo libre el aire es nuevo
y repartido infinito en pura forma
hacia este duro, extenso territorio gris!
Violeta! alegre distante sirgadora
ahora que brotas armónica en mi boca
sacudiendo la prisión indeleble y soñadora
recuerda que te quiero...sirgadora!!

Poema: Breve Sirgadora del silencio

Poema III :

Porque a juzgar de lo que yo recuerdo
cuando las siete puñaladas se clavaron en mi
buscando sangre...y me brotó del corazón la ausencia... allí, RAS la luna luminosa
de mi razón apartó los dolores..


RAS, corazón de Octubre
singular y exacta
homogénea a contra corriente
de los meses azules que con sus semanas
--Concibieron---
Nuestra línea de amor con pisadas y sueños
Mientras se adjuntaba al transitar
las variaciones repentinas
de las cruces de fuego sobre los días
que a la razón se impactan
y despiertan en eléctricas gestiones
transgrediendo aquella música de llantos
y cúmulos marchitos
Tú, la del corazón extenso
con corazón extenso
a mi venías
a mi llegabas
en tu fresca ola de alegría
con tu virtud de rosal
tu natural condición para el rocío
y esa humana disposición de equilibrio
porque en tu andar se forjaba el mundo
cayendo dos a dos a su estética pendiente
corriendo con la noche
y muriendo con el frío.

Poema : RAS,fulgor en el alba fría
color de agua
espada luminosa
entre nosotros dos:
--El mismo amor---
la misma línea que corre
que renace a la luz
a la verdad
y a la vida.


II BLOQUE DE POEMAS LEIDOS
Por: Jonathan Larrea Colchado

titulo del poema:

soy el bastardo intangible,
el aventurero empedernido de la historia
el matutino espejo roto de mi casa
la orfandad taciturna de mi madre en primavera
o el índole verano olvidado de mi padre.
Iracundo vástago de aquel muerto sin tumba
descubridor de su mundo a media noche
son estas calles estros ausentes lleno
de vacíos lejanos, que mutila a mi osaría mente
de abecedarios .Quiero aprender de la escuela de la vida
un tabú para mi alma analfabeta.
Mi ego baña de fiebre las almas con color de muerto
y olor a tristeza ,solo guardo luto de mi ser.
Solo necesito una expresión inédita
que escriba surcos con mi nombre
por eso Juan Gonzalo el día que tengas
un ruido en el pecho.
Yo usurpare tu lugar de poeta expresidario
saldrás de tu claustro destierro , volando como una
paloma blanca y veras que así haya sido escrito por el
ruido del exilio yo muero también por una carta.

Y el poema es: CARTA PARA EL POETA

Titulo del poema

Amargura otoñal
desde el sauce gemiste
En mi pecho desquiciado,
por hacerte el amor
Cante el himno de la alegría
con tu mustio llanto,
Cuando la redundancia
de mi hermandad pediste.
Esa estación me convirtió
en tu paño de lágrimas
Y tu mi otro gemelo jamás imaginado.
Me enseñaste a querer
sin diáfanas palabras
al sacarme las vendas del bifurco soslayo.
Ahora me encuentro e los actos de tu vida,
Araucana de raza lid
y corazón blando.
Nuestra sangre es más hispana
pero la historia esquiva.
Tienes de Fresia la risa
suave como la lluvia.
La mirada encrucijada
de un estéril campo.
Estaré junto a tus pasos
por toda una vida.
Y el poemas es: amargura otoñal

Eres como el oasis nocturno
guadaña de mi ser
tapa mis heridas con una pluma ensangrentada
tortura mi visión futura de lo nuestro
mientras facilito mi agonía pagana ,dentro de
este episodio sádico de tortura anexionada ,con amor a la vez
penetra mis arteria mientras se da la utopía
de mi alma al saciarse de la tuya
inclina tus alas hacia mi suelo invisible
mientras yo contemplo tus lagrimas caer entre forcejeo y forcejeo
destrozando la armónica escena del homicidio
perfecto de un ángel caído.
y el poemas es GUADAÑA DE MI SER

III BLOQUE DE POEMAS LEIDOS
Por: Juan Felipe Chilón
TITULO DEL POEMA:
Quiero vencer a esta estaca hambrienta
Que cada mañana ronda sigilosa
A las sombra de mis respiros
Cantando canciones de cuna
Parlando tenuemente…
Un futuro incierto que solloza lastimero yaciente bajo mis pies
Un bocado de risas en el punto más mortal del odio
Donde las estrellas más vetustas
Se entregan danzando las lágrimas de su muerte
Minorando un resplandor en el firmamento
Donde jamás asomaran siquiera…
Y Preguntarles a las avenidas cuantas veces me vieron
Y cuantas veces se hastiaron de volver a verme
Con los ojos mas altos que la frente amplia
Que combate ante el ruido y el silencio
Para andar seguro del ladrón ¡el tiempo!
Que no encontrara nada en mí
Más que unos versos masticando imágenes
Cocidas por el fuego de metáforas y anáforas
Un par de amigos locos
Y otro par más locos
Un corazón singular que se fusiona con los latidos del mió
Y unas cuantas preguntas
Que escribí en mis manos
Para acordarme luego
De decírselos al viento...
Quiero vencer a esta estaca hambrienta
A estas voces que como Satán se cree dioses
A este instante torrente que se aqueja
De no querer llevarme
Ni querer dejarme…
Y EL POEMA ES: BAJO LA AROMATICA NOCHE DE UN SILENCIO…

TITULO DEL POEMA:
Como un gladiador robusto e ileso
Que no le teme a las fieras salidas de la razón
¡Vuelves!
Por la avenida de “NO TE QUIERO”
Llegando hasta a mi por “QUE TE AMO”
Aquel lugar caído del cielo!
Que besan tus plantas dichosas
Potentes y dañinas
Fuertes y destructivas
Que nadie se niega
Por tu rostro embellecido hacia todas las direcciones
Y el grosor de tus piernas fuertes
Que provocan ser mas suicidas
Al tenerte en mí…
Y no eres más que un muchacho travieso
Un chiquillo provocador!
Un jovencito que sonríe ilusionándome
Que ¡todo lo dañas!
Con la magnitud de tu pecho
Llegando a sentir la dulcificación
Del perfume de tu voz
Y ¡Qué puedo hacer sin ti!
En esta isla donde me sentencia tu corazón
Palpitante encadenado junto al mió
¡OH mancebo impecable!
Llegas a destruirlo todo
Incinerando luego todo lo que pueda quedar de mi
Y pierdo la razón
Y ¿Quién no? ¡Inmenso ladrón!
Que solamente vienes vestido muy tiernamente
¡Todo eterno!
Para decirnos ya exterminados
Que eres excelso
Y el gran: AMOR
Entonces me rindo ante ti
Dándote encomio
En mi esquizofrénico
Intento de despojarme
De ti ¡OH GRAN SEÑOR!...

Y EL POEMA ES: AMOR


IV BLOQUE DE POEMAS LEIDOS
Por Fernando Odiaga Gonzáles

SABIDURÍA DE SUEÑO

La mano del peregrino huyendo
del calvario inmune a las creencias
abusa de la libertad al creer
en el amor.
Solo lleva arena que no puede retener
si simplemente llueve
esta arena será barro.
La naturaleza acerca del meteoro
te reclama en su silla iluminada
por tu pétrea rigidez,
de despierta ahora tu corazón
Sidereo
y en la hora celeste
cuando la luz prolifera
sobre el suelo mojado
como el verde león
de la fiereza emerges
desde la sabiduría
del sueño;
a la hora en que los hombres
se inspiran
se desnudan los áureos lirios
del invierno
frente al rostro que acude
con sus buenas o malas noticias.
antes de esta hora
los últimos pobladores
viajan a sus casas
dejando calle desiertas
de placeres
y dolores
se abre al luz en la sombra de la noche
otro instante
transformando en océano
que se atraviesa con hambre y balsas
La noche sepulta nuestras palabras
en la cripta familiar
de hombres acalorados
por su propia necedad
en el silencio inocente
bajo mortajas obstinadas.

MUJER
Amabas de niña
los espejos y la luz
aprendiste a buscar tu propio
cuerpo
tras los árboles
sentada en columpios voladores
a la edad de la crisálida
se aceleraba el tiempo
y jamás supiste los pecados
cometidos para llegar al pecado.
Fue un mundo de sombra
el que adquiriste el día
de tu entrega.
Los niños llegaron para mostrarte
la luna en tu pecho
y poseíste los años de la esperanza
viéndolos crecer.
Tu vida se secó en un instante.
La alegría del hombre y de tus hijos
se trocó dolorosamente y poco a poco
en serenidad plateada.


AZUL
Encandecen azul trafago
aves y plumas jamás flamas
revertidas en el otoño
noctámbulo
estelar.

Sumerge el pensamiento
tinta en hoja
deletreando peces sentimientos
sueños fiebres animales
árboles amarillos
y copas tránsfugas de vino.

Las especies de tus labios
también ilumina los suburbios
de la luna
con la luz nueva del alcalde
y sus faroles

Hay tropas ermitañas belicosas
peleando la última batalla
senescente y casta contra putas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario