Buscar este blog

lunes, 31 de mayo de 2010

A REFLEXIONES EN TORNO A ESA CERCANIA A LO LUMPEN EN LOS ESCRITORES EN LAMBAYEQUE.

REFLEXIONES EN TORNO A ESA CERCANIA A LO LUMPEN EN LOS ESCRITORES EN LAMBAYEQUE.

Por Luis Heredia Gonzales
En un país como el nuestro, donde se tienen los indicadores mas magros en cuanto a lectura por poblador, donde la mediocridad académica ha alcanzado dimensiones bíblicas, donde la ordinariez se ha convertido en un suprasistema de alcance globalizador y el no leer en un habito jactancioso. Tiene un efecto como cuando alguien lanza una pelota en una cancha de frontón, es decir recibimos un impacto frontal, veloz y sañoso. Esto resulta lacerante para quienes nos interesamos en la cultura, sostenemos que para el ser humano es indispensable tener sensibilidad social, criterio y reflexión dialéctica.

Por otro lado existen personas que no poseen estas virtudes y no tienen dichas inclinaciones. Esos son los que mas abundan y también quienes nos gobiernan.

Pero esto no debe ser pretexto, para hacer lo que hoy por hoy hacemos, para inclinarnos hacia el abismo tal como los estamos haciendo. No, claro que no, no existe pretexto. A caso no podemos mirar a nuestro rededor y ver lo que esta pasando, porque se nos ha esfumado las ganas de hacer protesta, porque renunciamos ha ser contestatarios y lo peor de todo nos entregamos a un nihilismo suicida, a un fatalismo hidrófobo y a un individualismo cobarde.

Nos vamos a un precipicio, pero no el de los VIDNIC, lo fundamentamos con un parnasianismo disparatado y no el de los disidentes (Baudelare y CIA). No rompemos ni un atavismo, le hacemos el juego a la hipocresía con nuestras mezquindades. Nos dejamos avasallar con lo que la oligarquía y sus perros guardianes de la prensa chicha nos obligan a digerir, nosotros seguimos así, perdidos sobre todas las cosas caminando con frenesí hacia el abismo pero no para la creación literaria si no impulsados por nuestra criollísima cobardía.

NOS LUMPENIZAMOS; somos muchachos, en lo político desempoderados económicamente insolventes, socio-culturalmente enmarcados en la cultura de la frustración y vivencialmente descompensados, ¿qué hemos hecho? no quiero entrar en mayores detalles, tampoco me interesa hacerlo. Pero vamos a continuar así, solo lamentándolo o peor aun corriendo hacia ese vacío. La droga nos salvará, NO, el licor nos salvará, NO, seremos rebeldes porque ocasionamos escándalos y nos tiramos un cabrito de cuando en vez. Al margen de cualquier forma de vida, nuestra preocupación radica en crear, escribir, componer y no dejarnos avasallar, buscar mecanismos de inclusión, al fin y al cabo todos somos parte de la sociedad en la que vivimos y francamente debemos conocerla y estudiarla mejor.

Encara este mundo, este país y esta ciudad de pacatos y frívolos, porque no estamos para tirar nuestra vida y reputaciones por los suelos, porque es trasnochado todo eso que signifique, nihilismo absoluto, actitud perniciosa hacia la laboriosidad, incluyendo el espíritu dionisiaco de muchos artistas y literatos frustrados.

Señores, el hecho de que nuestra juventud y hablo del Perú en menos de una década (por falta de oportunidades) se iguale a la del Salvador y a la de Honduras y se constituyan en los mas perniciosos de toda Sudamérica, debe hacernos reflexionar y como músicos, literatos, filósofos, no podemos ser CHICOS DEL MONTON.

Espero me sepan comprender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario