Buscar este blog

domingo, 6 de junio de 2010

Hildebrando Briones Vela: La décima y la identidad afrodescendiente en el Perú

Hildebrando Briones Vela:  La décima y la identidad afrodescendiente en el Perú

Por Nicolás Hidrogo Navarro

Brando, es el decimista vivo más grande del Perú a sus 67 años y con 50 años de guardián, pregonero y hacedor decimista. Discípulo y sucesor de Nicomedes Santa Cruz, Brando es todo un baluarte de la décima en el Perú.
Nacido en la histórica y colonial villa de Zaña (que asediara el corsario inglés Sir Francis Drake en 1580) el 10 de julio de 1943, Brando es heredero de toda una ancestral tradición como descendiente afrolatinoamericano.
Desde hace más de tres décadas, cual juglar medieval, recorre las instituciones educativas recitando con su voz de trueno sus propias composiciones, encandilando a docentes y alumnos. El 90% de sus décimas como autoría han servido para que competidores regionales y nacionales ganen sendos concursos de declamación y contrapunteo coral de decimas en el sistema educativo peruano. Muy a pesar de no estar incluido en la programación curricular oficial, sus décimas son la comidilla sarcástica y denuncia de las actitudes en d candencia de la sociedad actual y que logran risueños aplausos en cuanto evento cultural educativo o institucional se den. Su temática picaresca y zahiriente de las costumbres disolutas, contra los políticos y las retorcidas actitudes de algunos y el enorgullecimiento de tu etnia, dan pie a que el mensaje e intención de sus décimas caigan como pedrada en ojo tuerto. De allí el éxito de Brando. Ha generado toda una escuela con nuevos valores que pronto se convertirán en los herederos de su arte.
De rostro abetunado, nariz combada, mirada lucifiérnica endurecida por los avatares y el tiempo, pelo cano ensortijado, voz grave, mirada desafiante, pómulos angulados, lenguaje dicharachero, pero de noble y directa posición sin medias tintas, Brando ha hecho de la décima su herramienta y su forma de vida.






No hay comentarios:

Publicar un comentario