Buscar este blog

viernes, 19 de noviembre de 2010

EN LA RECTA FINAL DE LOS FALLOS: PERFIL DE LOS JURADOS CALIFICADORES EN POESÍA- VII CONCURSO LITERARIO INTERNACIONAL – 2010- “José Eufemio Lora y Lora & Juan Carlos Onetti”

EN LA RECTA FINAL DE LOS FALLOS: PERFIL DE LOS JURADOS CALIFICADORES EN POESÍA
VII CONCURSO LITERARIO INTERNACIONAL – 2010- “José Eufemio Lora y Lora & Juan Carlos Onetti”

LAMBAYEQUE-PERÚ

1.- ELQUI BURGOS. Nació en el Perú, en 1946. Estudió en la Universdiad Mayor de San Marcos (Lima) y en La Sorbonne (París). Es el coordinador del premio literario Juan Rulfo de RFI, París. Reside en Francia desde 1974. El poeta Elqui Burgos, exiliado en París por su propia voluntad, militante activo de la Generación del 70. Del oficio poético de Burgos se puede decir que ha sabido trabajar la técnica poética del verso libre hasta los límites del virtuosismo, promoviendo la multiplicidad de lecturas en un mismo poema, haciendo saber implícitamente que todo lo leído y aprendido tiene razón de ser en el momento de trabajar la poesía.

POEMAS:

ARTE DE VIDA PARA EL BASTARDO

( imago mundi )

Razón no te falta, al considerar la vida como un tren sin rumbo, absurdamente perdido entre las dunas de un desierto nevado. Y, comprendemos, que tu revuelta no sea total, pues de serlo así, sería optar por el suicidio, algo que tú debes evitar. Recuerda, aquí estás para inventar la vida: al tiempo y a la muerte, opondrás la poesía; a la banalidad del mundo cotidiano, la invención del amor.



La poesía será el espejismo que siembre tu utopía. Ten presente que el poeta es un marginal con respecto a los valores que humean en los mercados; es indiferente a glorias efímeras, a status social. A cada acto suyo, incluso a su emotividad proclive al socialismo, los mira a través del prisma de valores que engendra su poesía. Y, jamás pretende poseer la verdad, pues, recuerda muy bien que dioses, hombres y la misma palabra que es carne de ilusión, han sido destruidos por el tiempo y los mismos hombres.

No descuides el amor de tu mujer. No olvides que el amor es la crea ción continua de una complicidad entre los dos. Un mundo, donde eres tú Ulises naufragando entre el café a desgano y las horas de trabajo forzado; y ella, Penélope entre tus brazos y a la vez inalcanzablemente soñada.



Pero, jamás deposites tus ilusiones en manos de otros. Sería un signo de debilidad. Nunca cometas el error de quemar incienso en nombre de tu mujer y en el de la poesía. Jamás olvides que eres tú la medida de tus sueños. Sin embargo, ten la nobleza de abrir tu corazón a las enseñanzas que otros puedan brindarte. Recuerda, un hombre que conoce sus límites y sus sueños, no visita al siquiatra: tu mujer y la poesía, te ayudarán a reestablecer la armonía en ti, el equilibrio con el mundo. Recuerda, tu mujer y la poesía, sólo te ayudarán a vivir, solamente te enseñarán a morir.

Si no olvidas estas enseñanzas, serás como un venado transparente en este canal de aguas estancadas que es la vida.



LOS AMANTES

los amantes

tienen el extraño privilegio

de vivir en el aire

de respirar aire

de estar rodeados de aire

un fuego inmenso invade a los amantes

se besan se reconocen como los ciegos

y con increíble gozo

haciendo caso omiso a lo terreno

vuelven a mirarse a los ojos

pero cosa insospechada

.....................los amantes

.....................................saben que están derrotados de antemano





HARA - KIRI



escuché cierta vez decir a muy honorables lenguas

quien busca la verdad construye su felicidad

y como soy persona humilde me dije

ya es bueno que busques la luz

así es como partí abandonando a mi mujer

sin que aquella lucecita chispeante en sus ojos

cuando hacíamos el amor lograra retenerme

todos los sabores naranjas peras duraznos

todos los resplandores casi agotaron mis manos

hasta que un buen día cansado ya de indagar

sentí muy cerca la muerte y reclinando

mi cuerpo en un poste revisé toda mi vida

................santo cielo

.........................allí confirmé que aquella lucecita

chispeante en los ojos de lidia

era llana y sencillamente mi verdad mi alegría

pero ya sólo es como si descubriera

........................que soy mi propio asesino



2.- BELLA CLARA VENTURA, colombo- mexicana, de padre surafricano, madre mexicana, abuelos turcos y griegos, judía, nace en Bogotá con la furia de los vientos en un agosto de cometas. Estudia en París. Directora, guionista y productora de cine durante largos años, con premios a bordo, hace 15 se dedica de lleno a la literatura con 10 poemarios publicados: “Diáspora y Asombro” 1995, “A lo lejos” 2000, “Hechizos de Bosque” 2001, Comarca sin Fronteras I y Comarca sin Fronteras II, "Huésped de la luz” 2004, "Magias y retablos” 2004 y "Niña de Adentro” 2004, Atisbos de Luz 2007, Oasis de un despertar 2008 También su obra cuenta con 6 novelas publicadas: “Almamocha” 1993, “Lo que la vida quiera” 1997, “Armando Fuego” 2001 editadas por Editorial Oveja Negra, la misma que le manejó la obra a Gabriel García Márquez durante más de 20 años, otra novela editada por Centauro Prosperar, “El viento de la sombra” 2004, reconocida como un best seller en el Miami Herald. "LA VOZ DE LA PASION" editorial Oveja Negra, 2006) y CONTIGO APRENDI 2007 Lord Byron Ediciones (España). El cuento no le es ajeno, lleva más de 30. Antologada y traducida en varias partes del mundo, con múltiples reconocimientos es invitada a encuentros literarios en USA, Suecia, Francia, México, Argentina, Uruguay, Chile, Perú, Ecuador etc... Actualmente tiene nueva novela Caminos de Leche y miel para ser publicada al igual que 3 poemarios inéditos como “Eros en canto”.

Mujer de mil mundos, directora de programas de radio y profesora de yoga se determina como una caminante de la vida, que sólo a lo Machado se hace camino al andar.

Embajadora de la paz organización con sede en Ginebra Suiza

Representante del grupo Abrace Uruguay

Embajadora de Poetas del Mundo

Representante de IFLAC

Representante de Casa del poeta peruano

Miembro de la Academia de Artes (los Angeles)

Miembro de la Asociación de escritores de habla castellana en Israel.



POEMAS

LOS MUERTOS

Me duelen los muertos

los propios, los ajenos

los de ayer, hoy y mañana,

los desconocidos

y aquellos por conocer.

Los que recuerdan la lejanía de la raza humana

en una violencia

ni siquiera concebida por Dios:

inventada por el hombre

sacia sus instintos

más densos en un baño de la sangre

que le suena a fiesta.

Gala de los sentidos sin sentido

donde acuden Belcebú

y su corte de diablos

disfrazados de ángeles

para confundir al hombre

en su estado bestial.

Su libre albedrío sólo le sirve

para parecerse más a sí mismo,

a su faz de inconciencia,

de absoluto desencanto

frente a su propia vida,

reflejo de sus miedos.

Asesinan al otro

sin la piedad que cabe en el alma

de cualquier ser

por rastrero que parezca.

Me duelen los muertos.

Los del ayer, del hoy y del mañana.

Me duelen por ser propios

con sus visos retoñando en flores

mientras el dolor me aqueja.

Sólo un grito de un basta ya

me consuela

en la madrugada de otra conciencia

florecida de amapolas y girasoles.



ÁRBOL Y TIERRA

El árbol que me habita

es mi padre,

la tierra, mi madre.

Desde la cuna los mimos del padre

enramaron mi espíritu.

La tierra me cobijó los sueños.

Ambos plantaron en mí

ilusiones de niña grande,

flor de todos los rocíos

bebiendo sus aguas.

Me hicieron fuerte como las raíces.

Al árbol pertenecen.

Y a la tierra mis anhelos

de paz certera entre mis semejantes.

Eché el tronco a la vista,

situada en las alturas

hacia cielos más azules

con soles de mi propiedad.

En la base secreta me dejó.

Florecí.

Me dieron la madurez,

huésped de la savia.

Recuerdo de la hija iluminada

del árbol y de la tierra.

Ambos elementos me siguen,

como se persigue la vida

hasta la lápida.

Sobre la cual brotará una piedra.

Dirá que fui judía

con hojas y frutos

de la Tierra prometida,

que no es otra sino el Planeta,

anfitrión de mis pisadas,

similares a las de mis hermanos de habla diferente

y mirada de abierta redondez

a mis abrazos,

despojados de sangre ajena

bajo el canto de otros gallos.



LUMINOSOS HORIZONTES



Me corroe el alma

La sangre del hermano

Que si bien no tiene mi apellido

Se nombra con la muerte

en la proximidad del sentimiento.

Me hago a su luto,

Ennegrezco vestimentas

Y en el pecho se clava un dolor

Que deja en desconsuelo mis andanzas.

Las arrastro.

Me pesan hasta las lágrimas.

Atiborran de negruras la senda.

Ya no soy quien era.

Mitad de mi cuerpo

mantiene la tierra del hermano

sembrada en la cabeza.

No florece ningún pensamiento.

En desierto me transformo.

Sólo espero que una mano tienda su calor

para orillar a mis deudos

a la vera del camino

donde de sus rostros salga

el fervor de nuevos tiempos.

Los que anhela mi andar por el mundo

sabiéndome

negra, blanca, mestiza, mulata o amarilla.

Ya no importan los colores de mi íntima bandera.

Aquella que sostengo a media asta

hasta que el hombre me dé la razón

para enderezar el paso

al erguir la mirada hacia luminosos horizontes.



CORAZÓN DE MADRE



Los guerreros desconocen

el corazón de madre.

Si lo tuvieran

jamás bala entraría

en el pecho de un infante.

Rebotaría la dirección del tiro

hacia sí mismo antes de penetrar

en piel tierna.

No puedo obviar

las palabras sabias de Golda Meir:

Podemos perdonar a los árabes

por matar a nuestros niños.

No podemos perdonarlos

por obligarnos

a matar a los suyos.

Tendremos paz sólo cuando

los árabes amen a sus hijos

tanto como nos odian.

Me pregunto

¿por qué no cesa el odio

entre los semejantes?

Desde épocas remotas

primos fuimos de sangre y de patrias.

No tolero una muerte más

por ningún motivo.

Duele y despelleja el alma

guerras que pierden el sentido

aunque ambos bandos justifiquen

posiciones y delirios.

Que el fuego no sea motivo

para perder el corazón de madre,

faro de tantos desvelos

mientras otros duermen

en tranquilidad sus violencias,

sus desacatos,

el desacierto de ser nombrado hombre

antes de conocer su verdadera esencia,

luz divina en un camino de espinas

donde el amor será solución

a corto plazo.

Sueño eterno del poeta

ensimismado con las palabras,

en un corazón de madre,

huésped de cada poro,

carne de otros cielos.



BUEN SENTMIENTO



Quiero construirme

un corazón de madre

en cada célula de mi cuerpo.

Borrar de mi cerebro

la posibilidad

de tenerlo oscuro

en los compartimentos.

Sacar a relucir cada brillo

desde la palabra

para rehacer mi alma

a la medida

del buen sentimiento.



CIELOS EN LLAMAS



Aborrezco los cielos en llamas,

inflamados de morteros, de bombas

o como se llamen.

Prefiero horizontes en colores

como la gente

cuya piel se pinta y se rasga

al crear diversas razas.

Condeno la muerte de civiles

por ser tan injusta como

un hijo sin apellidos.

Una reingeniería del corazón

nos merecemos

con sangre azul

por la nobleza alcanzada.

Clamo por volver nuestra mirada

hacia firmamentos

que llamen a la cordura

donde se impongan nuevas voces

en el alma de cada hombre

para hacerle coro a la paz.

3.- JUAN PAREDES CARBONELL, Nació en Salpo el año 1936. Miembro fundador del grupo Trilce. n 1960 ganó una mención honrosa en el concurso nacional de poesía "El poeta joven del Perú". En 1994 fue elgido jefe del departamento de Lengua y Literatura de la Facultad de Educación y Ciencias de la Comunicación de la Universidad Nacional de Trujillo.

Ha publicado el libro: César Vallejo, tipología del discurso poético. Esta publicación ha sido merecedor del Premio Latinoamericano CICLA de ensayo.

Entre sus libros de poesía figuran: "Canto del pueblo y del amor terrestre", "Biografía de un amor sin nombre", "Balada de la mujer común y los jardines", "Meditaciones de un oso caminante" y "El pez y la espada".
Actualmente se desempeña como docente de literatura en la Universidad Nacional de Trujillo.



POEMAS:

I

Sabes ,

la mar tiene sus lágrimas

como las tuyas.

Yo bebí una vez

el llanto de la mar

y era como el llanto tuyo.

Cuando yo bebí en tus ojos

tu ternura líquida

supe de la inmensa ternura

de la mar.

La mar

es bondadosa

y como tú

se desespera por besar

el cielo; pero sus labios

transparentes

de no poder besar,

nos llegan sólo en brisa

a descubrirnos solos...

X

Ámame como la luz:

serena, inmensa.

Como el dolor a

los humildes, ámame.

Ámame y en cada

gesto de amor

¡viva la vida!

Tú no puedes callar

como los ríos

en los surcos.

No puedes tú morir

como la flor

antes del fruto.

XI

ú silencio

es el trazo

de un paisaje

secreto

donde crecen los

sueños...

Ahí es simple

el amor

como los ríos lentos

que sólo

transcurren.

Tu silencio,

te digo,

es el gesto supremo

de algún cuerpo

en tristeza,

en sublime reposo.

Y es tu cuerpo

en reposo

el paisaje secreto

donde crecen

mis sueños...



"Entré a la literatura como un rayo; saldré de ella como un trueno"- Maupassant

No hay comentarios:

Publicar un comentario