Buscar este blog

martes, 9 de agosto de 2011

ENRIQUE SOLANO RODRÍGUEZ: POESÍA Y VIDA- Por Bernardo Tineo Tineo

ENRIQUE SOLANO RODRÍGUEZ: POESÍA Y VIDA



Por: Bernardo Tineo Tineo

Conocí al poeta Enrique Solano en 1976, en la ciudad de Lima, en un ciclo de conferencias que se desarrollaba en el Instituto Nacional de Cultura; después nos hemos reencontrado en otras regiones de nuestro país, por motivo de realizarse Encuentros Nacionales de Escritores de Literatura Infantil y Juvenil, en dichos eventos sus poemas eran muy apreciados por parte de los asistentes.

SU LABOR EN LA DRE

En la Dirección Regional de Educación Lambayeque, trabajó más de tres décadas y realizó una fructífera labor. Por más de una década estuvo a cargo del área de Identidad Cultural, promoviendo y convocando anualmente, concursos de Estampas Costumbristas Lambayecanas, en la que participaron números instituciones educativas de ámbito de nuestra región. De esta manera incentivó en los profesores, la valoración a nuestras costumbres que hemos heredado de nuestros antepasados.

En los meses de enero, febrero, capacitó a los docentes de nuestra región, en talleres de dibujo, pintura, teatro, danza. Los enriqueció con los conocimientos de su identidad cultural, para que impartan a los educandos la mejor forma de valorar la cultura regional y nacional.

COMO PROMOTOR CULTURAL

Desde la década del 80 fundó y dirigió la revista literaria, “LA GOTA” que circula a nivel nacional e internacional, en sus páginas he leído poemas, cuentos, ensayos de consagrados escritores regionales, nacionales y del extranjero.

Nuestro amigo y paisano, escritor de renombre, Cronwel Jara Jiménez, en un artículo que publicó en el diario El Correo, nos dice: “La Gota es una preciosa revista de literatura para niños y jóvenes, dirigida por Enrique Solano (sabio, fraterno y fino poeta).

La característica más relevante en ella es la gracia de su pequeñez y lo enorme de su calidad y brillo en cuanto a edición y contenido. Si hay un adagio que dice: “escencia de perfume en frasco chico”, pues La Gota si cumple a cabalidad”

Como se aprecia la admiración por la pulcra edición de la revista que en estos tiempos es difícil continuar publicando por más de dos décadas; pero Solano lo hace, porque es un escritor enamorado de las bellas letras. Esta revista es apreciada en los círculos culturales de Bélgica, Italia, Suiza, México, España, Francia, Venezuela, Colombia, Cuba; porque sus páginas, parecen alas de gaviota que pueden volar por el mundo, llevando el mensaje de ternura del corazón de sus colaboradores, expresados en poesías, que son un encanto para el espíritu de sus lectores. También Solano ha publicado antologías de poesías, como: “Poetas del Perú a los niños de América y otros continentes”, en 1979, bajo el sello de ediciones Nuevo Arte y “Poetas jóvenes del Perú en la poesía erótica (1977)”.

En 1984, en la ciudad de Chiclayo trabajó como presidente organizador del III Encuentro Nacional de Escritores de Literatura Infantil, y por primera vez se reunieron los más destacados escritores en la Biblioteca Municipal Eufemio Lora y Lora, en donde se ofrecieron ponencias, recitales de poesías, presentaciones de libros.

En 1993, le encargaron nuevamente a Solano, la organización del XII Encuentro Nacional de Escritores y tuvo como escenario, el Teatro Dos de Mayo, demostrando de esta manera su responsabilidad y su espíritu de organizador. Después nos hemos reencontrado en otros lugares del Perú, por el mismo motivo de llevar el mensaje de la literatura infantil, y los poemas de Solano han sido muy apreciados, porque son tiernos y candorosos.

SU POESÍA INFANTIL

Como el dulce y tierno canto de la madre que arrulló a su hijo en la cuna, el niño en la escuela lee los versos de poetas que han escrito para niños; porque la poesía tiene el supremo grado de belleza y de amor. Mensajes que nunca dejarán de apreciar los niños; por que la poesía tiene el poder casi divino y el poeta puede acariciar el alma con su ternura; porque siendo adulto, lleva dentro un niño que atesora los versos más tiernos y humanos que los expresa cuando escribe poesía.

Enrique Solano, tiene ese don en su espíritu, porque encanta con sus creaciones poéticas, en su poema LA LUNA Y LOS DELFINES, nos dice: “La Luna tiene/ ganas de jugar/baja del cielo/ a orillas del mar/ con los niños delfines/juega el ampay/ frío, frío, frio/caliente, caliente, caliente/ dicen las estrellas/ de las murallas/ a las islas/ y no encuentra/ a los niños delfines/ palomas del mar”. En este hermoso poema, que expresa el juego de la luna con los delfines en el mar. Así los niños también juegan el ampay en la noche clara luna. Son los recuerdos de la infancia del poeta.

Los poemas de Enrique Solano, son originales, tienen ritmo, musicalidad, expresan amor a la naturaleza que Dios ha creado tan perfecta para que cumpla su rol, para que el hombre la contemple, la sienta como parte de su vida.

Veamos otro ejemplo en su poema UNA NOCHE, nos dice: “Una noche/ el viento descansaba en las ramas/ de un árbol/ florido…/ y meciendo/ los nidos/ de los tiernos/ trinos/ se quedó/ dormido/ Luego las estrellas paralizan sus juegos/ cuando la luna/ les dice:/ -No hagan bulla/ que el viento/ candado/ está durmiendo”. En este hermoso poema narra una bella historia de amor, nos hace recordar a papá cuando llega cansado de trabajar, descansa y mamá pide a los niños que guarden silencio, que no tienen que interrumpir y los niños obedientes dejan de jugar. Que bello escenario que describe en el poema, como si se tratara del hogar donde reina la armonía, la comprensión, la obediencia de los hijos a sus padres.

La poesía infantil no sólo puede recrear al niño cuando lo lee, sino, que su mensaje puede tocar los sentimientos del niño y hacerlo sentir que también haga suyo el tema y viva momentos inolvidables, sublimes. Entonces podemos decir que la poesía puede educar a los niños, porque les da un mensaje de amor, de ética. También les ayudar a pensar, razonar, para entender el mensaje del poema, como en este caso, el poeta Solano nos habla de la naturaleza, de sus personajes como: el viento, las estrellas, la Luna, que son eternos como la buena poesía que perdura.

En otro poema ERAN DOS VIEJOS AMIGOS, la gracia, el sentido lúdico, puede recrear al niño, porque narra la historia de dos lápices, que los niños también usan para escribir en sus cuadernos escolares. De estos personajes dice: “Eran dos lápices/ dos viejos amigos/ Eran felices/ Eran traviesos/ jugaban sobre/ mi escritorio/ sobre mi cuaderno/ como – mira mamá-/ Ambos alegres/ como dibujaban/ y pintaban/ un radiante sol/ una luna llena/ un frondoso girasol/ una hermosa sirena/ de tanto dibujar/ como – mira mamá-/ ambos se quedaron/ más pequeños/ que mi dedo pulgar”

La poesía infantil le ayudará al niño a enriquecer su lenguaje, su expresión; a usar correctamente las formas gramaticales, contribuyendo a su dinámica lingüística.

Para terminar mi intervención en este homenaje que los amigos que integran el círculo de Conglomerado Cultural, que bien dirige el escritor Nicolás Hidrogo Navarro, con su espíritu siempre fraterno y amical, que en esta noche le ofrecen a la grandeza humana y al fino espíritu del poeta Enrique Solano. Les leeré mi poema.



GOTAS DE TERNURA



Ayer en la mañanita,

antes que el sol ilumine,

abrí la ventana de mi casa,

alegre vi volar a una torcaza.





Era transparente como la nieve,

llevaba en su pico de oro

una bella carta,

que dejó caer en mi puerta.





Luego recogí la carta,

era un poema que decía:

-Al poeta Enrique Solano,

Dios siempre le dé la mano,



para que continúe destilando

gota a gota la ternura

en las páginas del alba,

para que nos endulce el alma.



"Entré a la literatura como un rayo; saldré de ella como un trueno"- Maupassant

No hay comentarios:

Publicar un comentario