Buscar este blog

domingo, 28 de noviembre de 2010

AEDOSMIL: UNA AVENTURA LITERARIA INACABABLE- Por Carlos Alfonso Rodríguez




"Entré a la literatura como un rayo; saldré de ella como un trueno"- Maupassant

20 comentarios:

  1. Me parece una ofensa al movimiento Aedosmil que este controvertido personaje robe el nombre de Aedosmil para hacer un libro con gente que no ha pertenecido a esa agrupacion, y tan solo los ponga porque a él le parece. con fines comerciales, el no recuerda que no quizo integrar Aedosmil porque queria crear su propio grupo OBRAJE. Pero como no llego a nada, ahora se sube al carro de Aedosmil, que hace muchos años se disolvio y al cual él nunca perteneció.

    Ahora saca un libro para venderlo en los colegios engañanado a la gente con el contenido del mismo. Y no sólo eso, sino que tambien fragua una foto oscureciendo los rostros que no le son de su agrado e iluminando su rostro pegado en la foto. Eso tiene nombre y es un delito.

    Atentamente

    Víctor Bradio
    Ex Presidente de Aedosmil

    ResponderEliminar
  2. POr intermedio de la presente le comunico señor Victor Bradio, más conocido en los bares de Quilca, como Víctor Bodrio, que usted fue expulsado de Aedosmil hace 19 años,por absoluta unanimidad.Prueba de ello es que no figura en ninguna antología de Aedosmil,que tiene cinco antologías oficiales.Por el contrario, quien suscribe el presente documento, aparece en todas, las cinco oficiales,y sin vivir en el Perú hace quince años.
    (Continurá)
    Carlos Alfonso Rodríguez

    ResponderEliminar
  3. ¿Por qué fue expectorado de Aedosmil?
    En primer lugar por incompetencia literaria. En segundo lugar, porque usted priorizaba la zalamería, el amiguismo, el oportunismo y el compadrazgo con manipuladores culturales profesionales como Pepe Vargas, Reynaldo Cervantes Santos, Gustavo Armijos. Pues entérese Bradio, que un grupo de vanguardia literaria no cumple esa función ni rol, su proyecto mayor es comprometerse con la literatura, es ser inconforme.No puede asociarse con farsantes y estafadores, si lo hace es uno de ellos.
    Es revelador que emplee la palabra "disolver" que popularizara el tiranuelo de turno, por quien son claras sus simpatías antes y después del golpe del cinco de abril de 1992.Yo también le recordaré que apenas unos dás de la muerte del poeta Julio chiroque Paico,usted me dijo y confesó, al suponer que la muerte fue por un morral que se enganchó en un tren de Puno:
    "Que muerte para más cojuda la de ese Julio Chiroque"
    Sin haber estado allí,sin informarse,sin investigar,sin interpretar los hechos,usted emitía un juicio y una opinión.pero no sólo eso usted no lamentaba la muerte del vate,usted la estaba celebrando, porque de esta manera podría libremente coordinar aesdosmil,pues Julio Chiroque era una piedra en su zapato que lo incomodaba. Ese es el alma de un miserable,esa es la pus que exhala un cobarde,una persona sin principios ni valores. La literatura es otra cosa,y usted no entiende de eso.

    (continuará)

    CARLOS ALFONSO RODRÍGUEZ

    ResponderEliminar
  4. Vamos Bradio,entiendo que crea usted que es el protagonista de esa crónica llamada:"Aedosmil:Una aventura literaria inacabable". Es una crónica,testimonio,resumen de hechos y algo más. Porque sólo comenta, arbitrariamente,lo que a su taurino ego le ha dolido.
    Claro Bradio,mejor Bodrio,pues hay que ser muy ingenuo para creer, sospechar y suponer,que una antología la organiza solamente una persona. Le cuento. Escribí ese ensayo, crónica,testimonio,hace unos tres años atrás, se lo compartí a varios amigos: Angel Izquierdo, Ulises Valencia,José María Gahona, Heber Ocaña Granados,otros. Cuando llegué a Lima,y empezaron a realizar una nueva antología,me solicitaron el documento que antes había girado,por lo que pedí hacerle algunas adaptaciones y cerrar edición.Como fui quien redactó el documento se me pidió que lo firmara. Que no firmara nuestro cerebral poeta Julio Aponte, se explica, pues porque era uno de los poetas elogiados, enzalzados,canonizados y elevado a las alturas del parnaso -goza Julio Aponte esto,pues sé que me estás leyendo-.
    La genial idea de afroandinizar a algunos personas fue, estrictamente, de Julio Aponte;primero porque no eran fotogénicos, segundo,porque ya habían sido expulsados y tercero,porque a igual que usted, cojean,titubean y practican abiertamente, la poligamia "poética-cultural". Por lo que hoy están en el gremio,mañana en la casa del poeta, pasado en la Aplij. Así no funcionan las cosas en los grupos literarios. Hay que tener sentido de pertenencia a una asociación,eso se llama compromiso y lealtad. Y finalmente se les oscureció, porque ese es su verdadero color, el color de su alma y el de sus calzoncillos. Total la foto era de Julio Aponte y Julio, estaba en sus derecho de hacer lo que bien le venía en gana con esa foto. (A propósito usted tampoco estaba en la foto. No aparece en las antologías, que clase de presidente era usted. debe haber sido presidente de los pirañas de la Plaza San Martín, o tal vez de un grupo de cacasenos, mequetrefes y peleles. O padecía presindentitis aguda. Porque nunca lo fue de Aedosmil,como grupo de vanguardia, que lo único que pretendió era comunicar que la poesía puede reflejar la realidad social-política,económica y cultural del país.

    (Continuará)
    CARLOS ALFONSO RODRÍGUEZ

    ResponderEliminar
  5. Señor Víctor Bradio o Bodrio,el grupo literario"Obraje",es aventura dentro de otra gran aventura literaria. Pues es un grupo que también surgió en la cafetería de la ANEA,allí donde convergían grupos de distintos puntos de la ciudad. Como los poetas del Cono Norte en donde participó Julio Chiroque, la revista "Fastos",los integrantes del taller literario de la ANEA,dirigidos por la poeta Sonia Luz Bejarano.De esa asociación de poetas jóvenes saldría Aedosmil. "Obraje" era un grupo más,pero no antagónico, para nada con los poetas amigos, hermanos y compañeros. Por el contrario, nos unía todo. recuerdo a Julio Chiroque llegar a mi casa, al salir de la biblioteca del Ministerio de Agricultura,en donde él trabajaba, para caminar en el centro de la ciudad. Entonces llegaba y decía:
    -Señora está el coordinador de "OBraje".
    Y salíamos a aplanar las calles de Lima y alrededores.
    "Obraje" era entonces una célula de Aedosmil en la provincia de Huarmey y en la ciudad de Trujillo, y porsupuesto en Lima. Fue en realidad un grupo de talentos, ahí está Heber Ocaña Granados, aclamado en varias antologías,también Cahuide Villacorta, excelente poeta, Tomaz Ruiz Cruzado,que incluso entregó su vida por la literatura. No están ahí por ser de "Obraje" se encuentran y figuran en esas antologás; porque son buenos poetas. Que una modesta célula, que me correspondió crearla, impulsarla y motivarla, tuviera varios talentos,que causara escozor y envidia de otros grupos, al punto de pretender asimilarlos. Es suficiente motivo de satisfacción; pero no sólo eso, sino que aún en HUarmey existe una "Biblioteca, cuyo nombre es "Biblio-Obraje" que eso quede de una célula o grupo literario es más que suficiente. El grupo "Obraje" también fue una pequeña editorial que publicó a varios poetas y escritores jóvenes de la región y de otras regiones. Yo también si no fuese impulsador de "Obraje", sentiría envidia de Tomaz Ruiz,Heber Ocaña, Cahuide Villacorta,buenos poetas y mejores amigos.

    Como diría me querido poeta Julio Chiroque,Aedosmil ya no nos pertenece,le pertenece a las nuevas generaciones de poetas, escritores, lectores y a la humanidad.Son otros motivos para estar bien hoy y totalmente reconciliado con mis amigos.

    ResponderEliminar
  6. Vaya, no sabìa que haya hecho algùn comentario.

    ResponderEliminar
  7. Lo que llama la atenciòn màs que las tonterìas y media que escribe y dice el loquillo de Carlos Alfonso, es el hecho de que hayan tomado mi nombre a manera de firma de autor del primero de esta retahila de opiniones. Aquì, pràcticamente, todo es imposturas y mentiras. Ni he opinado, ni lo que afirma Carlos es simple falsedad, sino todo lo opuesto a la realidad. Este sujetillo cada vez està mas loco de atar. Y todavìa lo estrevistan, con toda la buena intenciòn del periodista, para que dè rienda suelta a sus fantasìas rayanas en el surrealismo. Sòlo su rostro hinchado de la buena vida, delata un rictus de sentimiento de culpa y miedo ante un supuesto pùblico que podrìa averiguar la verdad. Carlos Alfonso ignora acerca de los aedos y de AEDOSMIL. Y no porque sea perezoso para investigar el asunto, ni porque sea un perdido mongoloide, sino porque gusta de llenar los abismos de su ignorancia con cuentos de peliculina en la que en conclusiòn èl sale siendo el bacàn de la pelìcula, el ùltimo hèroe vivo...etc. ¿Cuàndo se hizo miembro de AEDOSMIL este mìsero mitòmano? Cuando la agrupaciòn declinaba, cuando de 40 mienbros integrantes sòlo quedaban 3, entre los cuales èl era del trìo, hoy conocido por los poetas de Lima, como Los tres chiflados. Ni siquiera sabe cuàndo se fundò dicha instituciòn. En esta entrevista del blog al respecto se rectificò de lo que habìa afirmado en un documento que tratò acerca de la agrupaciòn, pero titubeando. Uno nunca hace caso de las majaderìas de los falladitos, pero serà motivo para tratar de una agrupaciòn que acaso fue la màs orgànica y de ideales màs nobles durante la dècada de los 90.
    Vuelvo en seguida...Y nos seguiremos "viendo".

    ResponderEliminar
  8. No seas necio, pe, Carlos Alfonso, còmo que Aedosmil nunca derrochò generosidad y trato muy humano. No tires barro y basura al noble Aedosmil, afirmando alegremente que los aedos marginaban a los poetas. ¡Cuàndo, tontolìn! Y menos en nombre de la poesìa, que por lo visto huye de ti por tu acoso rabioso y esquizofrènico. Aedosmil en nombre de la poètica valoraba a todo mundo. Nunca expulsò a nadie en nombre de la poesìa. Tù recièn te integraste a Aedosmil cuando esta entidad declinaba, y para ese entonces ya carecìa de esos valores de generosidad y racionalidad y en cambio predominaban actos como los que tù realizas, actos megalomaniacos y mitomaniacos. Si se preguntara a quienes conocieron a Aedosmil, a los aedos, quièn fue el menos aedo, o mejor dicho, quièn fue el anti aedosmil, de seguro que te señalarìan a ti, casi sin pensarlo y sin equivocarse. Francamente ofendes a los aedos, presentàndoles a imagen y semejanza del loquibambia Carlos Alfonso, y al pùblico, consideràndoles caìdos del palto.

    Que algùn aedo haya publicado o no en las antologìas de Aedosmil, no significa ganar el paraìso o perderse en el infierno, como presume tu sùper vanidad. Por eso es que no pasa nada por el hecho de que la mayorìa de los aedos no hayan publicado en dichas antologìas. ¿Y sabes, por què corchito? Porque la mayorìa de los aedos dimitieron al contactarse con sujetos como los de tu enfermiza personalidad. Asì de sencillo. Ni siquiera en la mejor etapa de Aedosmil, en la que tù no pertenecìas y màs bien te encontrabas en la vagancia, publicaron todos los aedos. La publicaciòn, en ese entonces en revistas, era voluntaria, nadie se morìa por publicar, como tù sì por publicar y figurar eres capaz de inmolarte en tus fantasìas, porque siempre has sido un pobre cobarde. (Continuarà).

    ResponderEliminar
  9. ¡Estoy loco por la poesía, la poesía es verdaderamente una hermosa y dichosa locura!Los invito a vagar por América y el Mundo. "Definitivamente soy un retrasado mental" Verso de Gabriel Jaime Caro(Gajaka)
    "Los niños, los locos y los borrachos" dicen la verdad" (Refrán popular)

    ResponderEliminar
  10. Don Bradio, "pe","tontolin", "loquibambia", ese es su lenguaje. El lenguaje y el habla expresan nuestro pensamiento, según Steiner y la vida cotidiana. Bueno, majaderías suyas aparte. Usted dice que no escribió el primer comentario, pero la verborrea que desata es la misma. Simplemente respondí sin mentir a tan infame agresividad. Sin embargo, suponiendo que no fue usted quien escribió, tan nefasto primer comentario. ¿Quién podría haber sido?. Haber aquí está mi bola mágica: Sí. ¿Saben quién fue?: JOan VIva. No me extraña la falta de personalidad De Viva. Que tristeza para mí, corroborar por intermedio de Bradio, que quien lanzó tan furibunda afrenta fuese Joan VIva. ¿Por qué Joancito? Porque nunca me has querido como yo te he querido tanto, si siempre estoy leyendo "Era de Acuario, de Acuario Era", que hermoso poema, cuando mueras Joan, ese poema te sobrevivirá (Ojalá que otros más también). Pero porque no firmas tus comentarios Joancito. Yo no tuve la culpa que retiraran tus poemas de "6 poetas peruanos". Yo abogué por tus cantos y me conminaron: "Si insiste en Joan Viva" Me dijo el editor, también sale por la ventana.
    Joancito querido, me has decepcionado. Lástima que terminaras como taquigrafo, publicista, secretario y carga bultos de Pepe Vargas. ¿Que gran sentido de pertenecia hacia Aedosmil?

    ResponderEliminar
  11. "Èse es su lenguaje", escribes muy hipòcritamente, Carlos, refirièndote a los vocablos que usè para ti. Esos tèrminos, dicen la verdad y te caen muy a pelo. Ahora te la das de una señorita de salòn y de etiqueta. Tales vocablos, claro, expresan mi pensamiento, pero reflejan lo que eres. Tù no estàs loco por la poesìa, no te pases, pe, ni tù mismo te lo crees. Tù estàs loco por figurar a toda costa, asì no te lo merezcas, asì mientas y difames a mundo y medio . Contra estos hechos que te caracterizan no te salvan los "argumentos" a media caña de versitos de algùn autor o refranes del "populorum" a los cuales te arrimas.
    Conviene aclarar las espesas neblinas que dejan las patrañas que vomitas a diestra y siniestra contra Aedosmil. Sin obviar, claro està, las que me dedicas hacièndome el honor.
    ¿Còmo se entiende que escribas acerca de incompetencia literaria respecto de otro y no de ti? No voy a referirme a la crìtica despiadada y liquidadora que dedicaron a tus versos ciertos lectores allà en Colombia, por demàs sinceros en su apreciaciòn. Segùn tu exigencia inflexible de contralor de poemas, de obras literarias, segùn tu oficio de El San Pedro del Parnaso, sin que nadie, carajo, te haya dado esa chamba, afirmas con desparpajo que "Para crear literatura, primero hay que comprometerse con la belleza de la palabra..." ¿No podrìas mostrar el detalle, modelo de poeta? Mira, Carlitos, tus versos son de largo aliento,nadie lo duda. ¿Te has puesto a pensar, dònde en tus versos puedes y podemos encontrar belleza? Ummm...Imposible, ¿no? Pero, quiero decirte y es verdad y màs pura que agua de puquial, que a nadie importa que seas incompetente en Literatura o en poesìa. Importa un pito. Al que se escandaliza porque alguien no es poeta, o porque es poetòn o poetudo como Carlos Alfonso, es un pobre simplòn que quiere llamar la atenciòn. O simplemente se le ha rayado la calamina, como dirìa el gran Chiroque en relaciòn a algùn loquillo de por ahì.
    Cuando Reynaldo Cervantes, delincuente tristemente célebre, hacía de las suyas en la ANEA, ¿dónde estabas tú, Carlitos el poetòn? No me digas que eras todavía un chiquillo que gustaba regodearse sobre el pasto de la Plaza San Martín y hacer hora jodiendo a escritor que ponía en su mira en dicha institución. Tú eras ya un hombre adulto, un adulto cochineli. Ni te atrevas a decir que pertenecìas a un grupo de vanguardia literaria que se indignaba ante cualquier lazo con la alimaña de, por ejemplo, Cervantes. Aedosmil participaba, sin ànimo protagònico, junto con otras delegaciones de miembros aneìstas concientes, en las luchas para rescatar a la AENEA de las garras de Reynaldo Cervantes. Si no se logrò el objetivo, simplemente era porque R. Cervantes estaba coludido con el gobierno fujimontesinista. Por informaciones mitomaniacas, como a ti te encantan usar y crear, aquèl acusò principalmente a los aedos de terroristas, quienes fueron perseguidos por las fuerzas represivas. Querer tù tambièn hacer acusaciones a los aedos, esta vez de que se "asociaron" con este vil engendro de R. Cervantes, es ser, sin tapujos, un enemigo de Aedosmil tan funesto como el mismo Cervantes. No seas tan siniestro, Carlitos el poetòn.(Continuarà).

    ResponderEliminar
  12. Si la lucha era frontal contra R. Cervantes y sus còmplices, desde antes de la lucha asociada con los aneìstas decentes, absurdo buscar por parte de los aedos el amiguismo, la zalamerìa y el oportunismo con este malandrìn ni con quien lo trajo para compartir el botìn, Gustavo Armijos. Mientras tanto a El Poetòn, Carlos Alfonso, le importaba todo esto un pucho, y ahora màs bien se escandaliza de que en su loca fantasìa por lo menos un aedo haya incurrido en esos vicios que le horrorizan, apoyàndose como jugando en el oportunismo de querer saltar a la palestra mediante falsedades y poses de escritor divino.

    Esos valores negativos, el amiguismo, etc. no cabìa para nada en Aedosmil, que màs bien se empeñaba de la manera màs natural en el perfil bajo, tanto que era criticado por algunos miembros integrantes, con la màs buena intenciòn, de que se superara esa actitud mediante la de buscar màs auspicios. Nunca se rompiò esa actitud de modestia y sencillez. Aùn hoy los aedos, en general, de manera individual lo que son, lo han logrado por su propio esfuerzo, sin desesperarse por querer convencer hasta a su abuelita de que son genios inconformes.

    A pesar de que Aedosmil estaba conformado por miembros de diferentes posturas ideològicas o partidarias polìticas, sì coincidìan en este sentido estar en contra del fujimontesinismo. Aùn màs, Carlitos El poetòn, para tu conocimiento, què importa endeble y tìsico, mucho antes de la marcha de los cuatro suyos, ya salìan no pocos aedos en marchas muy osadas contra la dictadura, la corrupciòn y el crimen organizado del nefasto gobierno de Fujimori, a pesar de las crìticas y burlas del pùblico transeùnte. ¿Recièn te enteras? Claro, pe, poetòn o poetudo, ¿tù crees que ellos se van a vanagloriar de esto? Nunca dijeron nada acerca de estos desencuentros. Pero hasta el màs torcido vale para algo, ¿no? Gracias a ti ya estamos sabiendo algo de Aedosmil. Despuès, cierto, en las dos marchas de los cuatro suyos estuvieron allì, al margen de la convocatoria del electoreril Toledo. No creo que te refresque la memoria de que el poeta aedo Alejandro Medina, fue detenido allà en Apurìmac, su tierra, por las fuerzas del orden, simplemente porque denunciaba los abusos del gobierno de turno. Para tu conveniencia te olvidas hasta de que el sol existe, y acusas de que Aedosmil contenìa algùn miembro simpatizante de Fujimori. (Continuarà).

    ResponderEliminar
  13. Don Victor "Bodrio", Bradio, bidrio, ahora don "Pe".Como ya se acerca mayo, espero que le escriba un poema a su mamá,y como está muy comunicativo, espero que lo publique en este blog,para enterarme y comentarlo,con mucho gusto. Quiero manifestarle que alguien uso su nombre en estos comentarios, y sobre eso usted no comenta nada. Le escrbo con mucho respeto,porque a los sexagenarios como usted hay que tenerle respeto por ancianos, adultos mayores y seniles. La idea de publicar Aedosmil:Una aventura literaria, era hacer una crónica,de un grupo al que por azar de la vida pertenecí y pertenezco,en el que por ventura hubieron y hay excelentes poetas,en donde no sobresale para nada ni sus nombres ni apellidos, por lo demás no sólo antipoéticos, sino también antilitararios.
    Sus paupérrimos ocomentarios, están cargados de resentimientios y odios,que yo no los tengo ni por usted ni por nadie.En lugar de estar buscando a aquel que toma su nombre y remite pobres comentarios,más bien cojos(Creo que le di una pista,pero como anda despistado)...descarga redundantemente sobre algo que ya pasó,pero que usted no es aún capaz de admitir que en su momento fue discipulo de Reynaldo Cervantes Santos, a quien entonces defendía,mejor dicho confundía con el autor del Quijote de la Mancha,o sea con Cervantes Saavedra(Como hasta hoy). Ahora dice que no, que nunca, que en la vida, pero cuando... Ahora retoma un dicho de Julio Chiroque,pero cuando murió, dijiste:
    - Que muerte para más cojuda, la de ese Julio Chiroque Paico-_
    Y creíste que eras el elegido para sucederlo. Debe joderte haberla dicho frente a mí, pero como yo no soy vulgar ni chismoso,no la he publicado hasta ahora, más como el que quiere tortas se le dan tortas, y el que busca encuentra,pues habrá que publicarla y escribirla en un texto pronto,porque estos medios son volátiles. Tan es así que esa es la razón por la que esos comentarios de un blog de Colombia, denigrantes unos,pero halagueños otros, ya no existen porque le tiraban barro y basura a cualquiera.Mira Bradio a mí me han subido a la red otros poetas célebres del Perú y Colombia,no como a usted que lo ha subido una amable,generosa y educada colega psicóloga, a la que sorprendista con tu primer y último libro, porque no creo que en el cementerio publiques más.
    ¿En donde estuve cuando usted se inmolaba por Cervantes Santos-dicen que le decias "Rey", en lugar de Reynaldo)
    Pues, estuve tomándome unos vinos con NIcanor Parra,poeta a quien no sólo admiro, sino que también amo. Leyendo y conversadno con Raquel Jodorowski, conociendo la hermosa tierra de elmás grande poeta ecuatoriano de todos los tiempos: César Dávila Andrade,leyendo en la casa de la Cultura de Quito a Ulises Estrella y a Jorge Adoum, en las tardes me los encontraba en la cafetería.Asistiendo a los talleres de Jaime Jaramillo Escobar(X.504),el resto lo contaré enmi biografía.
    Bueno espero que no se olvide de hacer la tarea que le he encomendado: escribir un poema a su mamá en el día de la madre. Me daría mucha pena si su mamá estuviera muerta,porque en ese caso,ella nunca se enteraría que su extraviiado hijo que algun día quizo ser poeta, al fin pudo hacer un poema su mamá. Bueno Bradio,haz una crónica, cuenta que tú inventaste Aedosmil,que eres un poeta de la pitri mitri y de la recom, que creaste esa palabra,que descubriste a Julio Aponte, Angel Izquierdo,Ulises Valencia, José Maria Gahona, que también hiciste la revista "Fastos", que estuviste en ese y en otros encuentros.

    CARLOS ALFONSO RODRÍGUEZ

    ResponderEliminar
  14. Como siempre cobardòn, Carlos Alfonso El Poetudo. Esclarezcamos los temas centrales que planteste a travès de tus adefesios de mentiras. No es necesario que te hagas el monguito, pues asì eres por siempre. Con el Bradio apòcrifo ya me verè. Y encima creyendo en poemitas por el dìa de mamita, semejante cojinova.



    ¿Te le prendes tambièn a los ancianitos, oe borrego? Tù eres un tìo bien papeado, medio fortachòn, pero ante el septuagenario te chupas, te orinas en el pantalòn, y, ojo,te lo voy a demostrar.

    No seas payasito, pe, Carlitos El monguito, tù has sido del grupo antiaedosmil. Te mueres por ser un aedo, ni sangre en la cara tienes cuando te chorreas por demostrar al mundo que eres de Aedosmil. Mucho aspaviento porque fuiste de esta agrupaciòn. Mucha fàbula y mitomanìa. Si te vanaglorias, por lo menos respeta la verdad del grupo. En el fondo careces de orgullo. Morirte porque tu apellido sea poètico, no seas menso.

    ¡Què tal conchòn que te manejas! Ahora te nos pones como Santa Teresita de Calcuta, jajajajajajà, que careces de resentimientos, de odios... si paras jodiendo por la santa cachucha. Que da lo mismo decir, jodes para ponerte aureolas de divino poeta y homo.

    Mientras Reynaldo Cervantes depredaba la ANEA, contrario a los que se enfrentaban a este delincuente tù andabas con tu honda matando pajaritos en la Plaza San Martìn. Simplemente con tu indiferencia eras un còmplice de Reynaldo Cervantes.

    Pero, ¿tan imbècil eres Carlitos Alzonzo, El Poetito? ¿Creyendo que la gente te va a creer las charadas que dices de Julio Chiroque? Si Chiroque estuviera vivo, te agarrarìa a correazos por dejarle tan mal parado. A nadie en su buen juicio se le ocurrirìa decir lo que escribes, contra el amigo que se nos fue. Como tù no tienes un buen juicio, y eres un gran mitòmano, sòlo tù eres el autor de ese pobre juicio "Què muerte para la màs cojuda, de ese Julio Chiroque". Por escribir asì contra alguien que no te va a responder, yo sì le voy a suceder cuando vengas a Lima para meterte un cocacho en el ojo. (Continuarà).

    ResponderEliminar
  15. Si escribieras un libro para cantar tus verdades, segùn tus ensoñaciones, siempre serà una obra de cochineo. Tus amenazas hacen cosquillas, no te pases de huachafo. Ahora te chupas mediante tus falsas amenazas con un libraco, y como vil traidor, cuàndo no, despreciando este campo de opiniones. Un espacio que se te brinda se agradece y se respeta, tontolòn.
    Allà en Colombia las crìticas contra tus versos son sumamente duras, pero, hay que reconocerlas, ciertas. Por el contrario, las benevolentes, que tù llamas halagueñas, son conmiserativas y muy falsas.
    Mira, Carlos Alfonso El Poetòn, asì llegues a ser el poeta del milenio, asì los màs notables rapsodas te coloquen laureles sobre tus delicadas sienes- tu sueño existencial- siempre seràs como eres. Asì el clamor mundial exija erigirte un monumento del tamaño de la Estatua de La Libertad, no dejaràs de ser Carlos Alfonso El poetudo, el que exige se le rinda pleitesìa, reverencia divina, incluso ya ciertas oraciones como a deidad milagrosa y se le erija un monumento del tamaño del Coloso de Rodas. Quien goce de cordura y de pisar bien la tierra siempre te verà asì, sin dejarse llevar por la idolatrìa, sin formar parte de El Club de fans de Carlos Alfonso El poetacorcho. Con mayor razòn te verà cual eres, limosnero de elogios, cuando te panudeas de que te "...han subido a la red otros poetas célebres del Perú y Colombia..."(sic) y que a quien suscribe esta opiniòn sòlo lo ha subido una señorita generosa.

    Cierto que la señorita que me ha reventado cohetones en su hermoso blog, lo ha hecho màs por amistad y generosidad. Y no como sueltas tus burradas, de que esa musa me ha tirado flores porque he publicado un libro o porque sea poeta. Ni leer sabes, Carlitos El poetasno. ¿ Y si me floreara esta graciosa dama porque publiquè mi poemario o porque yo sea poeta, me tendrìa que poner a llorar làgrimas ardientes o pedir disculpas a no sè quièn o a Carlos Alfonso El bobitonto? Ya pe, no te pases de sùper mandria. O sea que ¿me tendrìa que hacer la cacana porque a ti te suben a la red celebridades y a mì una amiguita piadosa?, jajajajajajà, este Carlitos se pasò de payasito del Circo Perejil. Asì, si sigues asì, nos vas a caer chèvere. (Continuarà).

    ResponderEliminar
  16. Lo que dices de ti, que eres la ùltima chupada de mango... lo quieres pasar a otro. Nadie, excepto tù, falsario, anhela ser reconocido poeta del Olimpo. Nadie que tenga bien ajustado los tornillos se esforzarìa siquiera para ser tildado poeta. Esto no es la meta... Aprende, tarado.
    Aedosmil no ha sido inventado por nadie. Màs bien, si leemos tus textos, Carlìn Tribilìn, te haz pasado inventando hechos y situaciones acerca de Aedosmil, inclusive con entrevista, video y todo, jajajajajajajà...
    ¿Còmo, que tambièn inventè a Julio Aponte? ¿Y para què tendrìa que inventarlo? Jajajajajajajajà. Por favor, no me difames...jajajajajajajà. Es la peor cochinada que se me lanza. Pasable que me insultes que yo haya inventado a Carlos Alfonso, pasa piola, inventar a un locario payasito...
    Por lo menos haz sido mi benefactor al no ponerme como protagonista en tu delirante crònica, "Aedosmil:Una aventura literaria inacabable", que destaca, en realidad, por ser testimonio de tus alucinantes divagaciones.
    Das a entender que esas instituciones como la APLIJ, el Gremio de Escritores, La Casa del Poeta, y seguramente todas las instituciones culturales, se paran sacando la chochoca. No seas huevolìn, Carlìn. O sea, tù què michi te crees, wachimàn de la parada que se filtra en los asuntos institucionales culturales para impedir que nadie pertenezca a màs de una agrupaciòn...Te haces o eres sùper cojudo.
    En conclusiòn, en la foto caràtula de tu vil libraco, "Aedosmil:Una aventura...", salieron oscuros tus enemigos, porque no son fotogènicos. En limpio, ustedes los oscurecieron de acuerdo a un criterio Magaly T.V. O sea, les gusta embarrarse...
    ¿Que yo fui presidente de Aedosmil? Y què, baboso, ¿me saquè la loterìa? Fui varias veces Presidente, como casi todos los aedos lo fueron, y què, ¿logramos asaltar el cielo? Picòn porque nunca fuiste presidente de Aedosmil. No es para tanto, atorrante. Ademàs, no podìas ser presidente en un grupùsculo de tres miembros, tres tristes gatos. No te preocupes. Y menos formar parte de una agrupaciòn de vanguardia...
    Para ti, el ser Presidente de Aesdosmil o de alguna otra instituciòn, significa que necesariamente tiene que salir en todas las fotos caràtulas de libros o Revistas. Con ideas como èstas, un pùblico ha permitido que Magaly Medina haga mucha fortuna en nuestro paìs. Fàcil saber que formas parte de quienes llevan esa lacra discriminatoria, hasta de usar a la gente, a los niños desamparados, como la porquerìa con què lanzar al enemigo. Por eso no impresiona el hecho de que hasta te vayas en contra de los que màs necesitan ayuda(los pirañitas), sino leamos lo que acabas de escribir creyendo que sòlo me atacabas:" que clase de presidente era usted. debe haber sido presidente de los pirañas de la Plaza San Martín..."(sic). Abusivo, carajo.(Continuarà).

    ResponderEliminar
  17. Aedosmil pudo haber visto la luz en cualquier otro cafetìn al margen del de la ANEA. Sus fundadores, Salvador de la Torre Toro, Alejandro Medina y un aedo amigo de èstos, al instaurar el grupo(màs adelante, concretizarìan el acto fundacional otros escritores lìderes como Joan Viva, Percy Hinostroza, etc.), eran ya crìticos opositores de la Junta Directiva aneìsta, liderada por el oscuro delincuente Reynaldo Cervantes Santos. Sostenìan un ideal fundacional, la Valorizaciòn digna del Poeta y la solidaridad para con èl. La motivaciòn inmediata eran los reportes constantes de los abusos que sufrìan los vates del entorno, no sòlo en encuentros de escritores, paradòjicamente, sino en otros de diferente ìndole. No surgiò, pues, Aedosmil, como miente con desparpajo, Carlos Alfonso, de una asociaciòn de poetas jòvenes en torno al cafetìn de la ANEA. Julio Chiroque, gran amigo de Aedosmil, mantenìa su independencia respecto a esta agrupaciòn. Y lo decìa sin tapujos. Su independencia literaria, decìa èl, anunciando su viaje a Francia. Cuando estaba en Puno, poco antes de sufrir el mortal accidente ferroviario, se comunicaba con los aedos mediante misivas, que de parte de èstos eran muy bien preparadas colectivamente en sus reuniones de los mièrcoles. Carlos Alfonso, El poetillo, tuerce en sus fábulas la voluntad del amigo Chiroque, sin respetar su memoria, la persona que fue, con el fin de llevar agua para su molino delirante, mal informando que Chiroque perteneció a Aedosmil y que haya dicho que "Aedosmil ya no nos pertenece,le pertenece a las nuevas generaciones de poetas, escritores, lectores y a la humanidad"(sic).
    Casi inmediatamente después de su fundación, la agrupación aeda intentaba poner en práctica otro de sus ideales caros básicos, establecer lazos de unidad con otras agrupaciones literarias. Por eso, el respeto y la solidaridad para con ellas. Por eso, su oposición concreta contra los designios tenebrosos de Reynaldo Cervantes y su Junta Directiva de malandrines en el seno de la ANEA. Los aedos fueron perseguidos por las fuerzas del orden, difamados y acusados por el villano Cervantes, de terroristas. De alguna manera trataban los aedos de establecer buenas relaciones con las agrupaciones literarias diversas. Sin embargo, no eran omnipresentes ni omnipotentes al respecto, para que sus contactos grupales hayan sido realizados de manera total o absoluta. Ha habido, pues, grupos que nunca llegaron a comunicarse con Aedosmil. Tal fue el caso del grupo literario Obraje. En ese tiempo, al que se refiere nuestro hèroe El poetecillo Carlos Alfonso, èste ni era miembro, ni la agrupaciòn Obraje era una cèlula de Aedosmil. Fàcil es colegir que Carlitos Alfonso, llega a la conclusiòn de adorno a su ego, de que "Obraje era entonces una célula de Aedosmil en la provincia de Huarmey y en la ciudad de Trujillo, y por supuesto en Lima"(sic), al partir de la premisa de que, segùn sus palabras, Obraje era "una modesta célula, que me correspondió crearla"(sic). Claro, como èl lo creò, crea la fantasìa de que Obraje era una cèlula de Aedosmil.

    ResponderEliminar
  18. Conviene aclarar, que Aedosmil sigue vivo, en funciòn de la amistad desarrollada desde su fundaciòn. Manteniendo su espìritu de nobleza y generosidad frente a la realidad. No estamos a favor de ideas y actos irracionales, destructivos como prejuiciosos que son muy bien practicados por sujetos como Carlos Alfonso y compañìa.
    Vìctor Bradio.

    ResponderEliminar
  19. Bueno terminar esta discusión admitiendo, precisamente, lo que en un principio sosteniamos y gracias a usted ha sido posible demostrarlo. Pues lo que denunciamos hace vente años es que entendías que la zalamería, el oportunismo y el franelismo era la manera de entender el ejercicio literario, ello esta demostrado en este pensamiento suyo:
    "Otro de sus ideales caros básicos, la de establecer lazos de unidad con otras instituciones. Po eso el respeto y la solidaridad para con ellas".
    Por lo cual te sentías herido cuando se cuestionaba a Reynaldo Cervantes, de quien ahora deploras. Porque eso es lo que se gana el zalamero y por eso es que él mismo te zarandeó y expuslsó de la cafetería de la ANEA. En donde incluso no merecías haber estado nunca en tu malhadada vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vìctor Bradio:
      Fàcil es darse cuenta de tu dèficit intelectual, Carlos Alfonso. ¿Confundir la amistad con la zalamerìa, el oportunismo y el franelismo? La pràctica de la creaciòn literaria va màs de la mano con la solidaridad, la amistad con otras instituciones culturales, que con el odio por la santa cachucha con las mismas. Para ti ser poeta, felizmente que no lo eres, es estar en contra de las entidades literarias o artìsticas. Para ti las instituciones culturales deben estar en constantes peleas, en desearse atàudes, puñales, etc. Debido a esta absurda idea tuya AEDOSMIL colapsò y se formò un ANTIAEDOSMIL conformado por tres tristes gatos consumidos por el resentimiento, el odio y la enemistad.
      Con Reynaldo Cervantes y su junta directiva fue diferente el asunto, ya que estos sujetos sòlo se dedicaron a saquear y a destruir a la ANEA. Nadie en su buen juicio podìa solidarizarse con ellos. Los artistas decentes, incluidos los miembros de AEDOSMIL, lucharon con todo lo que podìan contra aquella banda de delincuentes. No sòlo no prosperò el esfuerzo de rescatar a la ANEA, sino los artistas nobles y honorables que realizaron tal esfuerzo fueron perseguidos y acusados de terroristas, pues Reynaldo Cervantes y sus còmplices estaban protejidos por la mafia fujimontesinista. ¿y què hacìa el hèroe Carlos Alfonso en esos momentos que se requerìa su participaciòn? Burlàndose de los artistas que luchaban contra los que se apoderaron de la ANEA, hacièndole bromas pesadas, haciendo hora en La Plaza San Martìn, etc. Estas conductas indiscutiblemente alentaban el ataque represivo de Reynaldo Cervantes. Por eso no es jalado de los cabellos afirmar que Carlos ALfonso Rodrìguez fue uno de los eficientes siervos de Reynaldo Cervantes.
      Carlos Alfonso sì mereciò estar en la cafeterìa de la ANEA departiendo con su hombre Reynaldo Cervantes.

      Eliminar