Buscar este blog

sábado, 15 de mayo de 2010

EL UNIVERSO AZUL DE ZUMARAN-“TODAVÍA EL PARAÍSO” DE ERNESTO BENIGNO ZUMARÀN ALTIVEZ

EL UNIVERSO AZUL DE ZUMARAN

“TODAVÍA EL PARAÍSO” DE ERNESTO BENIGNO ZUMARÁN ALTIVEZ
FICHA TÉCNICA

EDICIÒN : Primera- Agosto 2006
DEDICATORIA : No consigna
PRESENTACIÒN : No consigna
TIRAJE : 200 ejemplares
LUGHAR DE EDICIÒN : Chiclayo-Perú
CARÀTULA : Fondo azul con dibujo negro de mujer caminando
AUSPICIO : Sr. Heisemberg Romero Huerta
NÙMERO DE PÀGINAS : 82 Páginas
COLOR DE PASTA : Azul
FORMATO : Medio oficio
EDITOR : Círculo literario “Argos”
ESTRUCTURA : 43 Poemas (Tres actos)
ILUSTRACIONES : No consigna
IDIOMA : Castellano
PRÒLOGO : Antonio Noblecilla Rivas



“Todavía el paraíso” está estructurado en tres actos, cual obra del género teatral: I acto- La ciudad: la ciudad muestra sus manos/todos huyen a esconderse en el bosque; II acto-De los dioses fatuos: He caminado tan poco que no más me pertenece/mis piernas y los caminos; III acto-Transfiguraciones: Y sigo buscando entre los sumideros/tu rostro encendido. Toda esta armazón poética se sustenta en 42 poemas más un poema de epílogo: poema del cuerpo que se anuncia.
Con este poemario, el primero, después de una larga trayectoria, Ernesto nos muestra su plena madurez intelectual creadora. No sólo representa el más maduro, cosmopolita y completo de los poetas lambayecanos, sino que a través de sus poemas se reconfirma un poeta que ha rebasado las fronteras de la capilla provincial y ha dejado atrás las poses divescas. Zumaràn sabe decir, a través de la poesía, su palabra absoluta, sus intricados ingenios y telarañas lingüísticas, hasta crear una caminería muy ingeniosa: la ciudad, las calles, el invierno, las praderas, los ríos, se semejan al cuerpo, a la vida, a las emociones sensoriales, junto a su profundad espiritualidad y su reaccionar cultista.
Zumarán no sólo expresa, sino explica teóricamente su martingalas literarias, no por algo es el más culto y zahorí de los lectores de los 90. Zumaràn es un poeta que por su obra juzgada se posesiona como el poeta filósofo y contemplativo, el que aprovecha cualesquier experiencia para hacer de ellas jirones de poesía martillada de profundidad.
Zumaràn es el poeta de la antitesis: recuerdo/olvido; soledad/multitud; vida/muerte; silencio/bullicio. Todos sus poemas son el resultado de una maniática perfección y refundición, son el resultado de un largo y paciente cuajar de ideas, hasta acrisolarlas, por algo no proyecta una imagen seria en platicar, sus comentarios bohemios una amplitud de criterio, traducidos en una poesía alambicadamente purista y lleno de, más que de sonoridades y estridencias, absolutos silencios sincopados de monólogos perpetuos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario