Buscar este blog

jueves, 3 de junio de 2010

CHICLAYO Y SUS POETAS

CHICLAYO Y SUS POETAS



Por Nicolás Hidrogo Navarro


Es muy posible que pocos los conozcan –sobre todos los que no están vinculados con la literatura- y aún más los que están formados para enseñar literatura deban de pensar que están ya muertos o que deban ser un borrachines marginales que agobian sus penas con un poco de licor y un puñado de versos que nadie escucha con atención, sino con compadescencia y pena. Ese grupo especial que escriben, que publican, que deliran con algún trozo de fama y le reclaman a la historia regional un sitial, esos que deambulan silentes y raudos y se reúnen para darse valor existencial, esos que han hecho de las palabras los insumos mentales y estéticos de sus expresiones, esos que saben que de palabras bonitas no se vive, esos son los poetas.

Chiclayo es una gran metrópoli comercial que bordea los 800,000 habitantes y representa el emporio de los negocios en esta parte del norte del Perú. Ciudad maciza, construida de barro, quincha y cemento, con un desprestigio enorme en salubridad e inseguridad urbana. Por donde uno camine, la basura obliga a delinear pasos de esquives. Esta ciudad de Mercado Modelo, Mercado Central y Moshoqueque, de Plazuela Elías Aguirre y parque las Musas, de acequia Cois la catedral Santa María y la Basílica San Antonio, de los centros de relax El Tamarindo y Las Poncianas, del río Reque y el Estadio Elías Aguirre, de Radio Star y Santa Victoria de las calles Balta, Elías, Alfredo Lapoint, Elías Aguirre, Vicente de la Vega y los colegios San José y Pedro A. Labarthe, de las universidades UDCH y la USAT , de los diarios La Industria , El Ciclón, Correo el semanario Expresión, esta ciudad es la que alberga a una falange de poetas de pocas miradas y reflejos azules. Esta ciudad es donde viven Jorge Fernández Espino, Ricardo Rivas Martino, Carlos Ramírez Soto, Raúl Ramírez Soto, David Céspedes, Hildebrando Briones, Iván Santamaría, Alfredo José Delgado Bravo, Nicanor de la Fuente , Carlos Bancayán Llontop, Marino Camacho, Stanley Vega, Ernesto Zumarán, Joaquín Huamán Rinza, Luis Antonio Noblecilla, Marcoantonio Paredes, Marles Eneque, Jonathan Larrea, Marhie Linares, César Boyd Brenis, Teresa Menor, Fernando Odiaga, Luis Heredia, grandes animadores y figuras visibles del quehacer literario lambayecano.



El día nacional del poeta y génesis de la Casa del Poeta Peruano



En 1985, un grupo de jóvenes poetas se reúnen para conmemorar al vate César Vallejo. De los variados grupos, el que toma el liderazgo sería el Movimiento ABEDUL, dirigida por el vate Manuel López Rodríguez, entonces estudiante de Derecho en la Univ. Nac. de San Marcos. Su cercanía haría que distinguidos profesores de esa Casa de estudios, apoyara la brillante idea, la misma que sería recogida con emoción y pasión por el Dr. Antonio Cornejo Polar, Rector entonces de la referida Universidad. Su apoyo fue total, acompañado de la Federación de Estudiantes de San Marcos, ante la negativa extraña del INC. Todo esto está graficado en documentos.

Ante esta -aún emoción- de organizar el Congreso Nacional de Poetas, es convocado el Prof. José Vargas Rodríguez, por don Manuel López, dado que era el mayor del grupo y venía con una estupenda experiencia de promotor cultural en el Cono Norte de Lima. Entonces se conforma una amplia y genial base que la llamarían Movimiento de Movimientos Poéticos.

Con gran pobreza franciscana y con inusitado poder de convocatoria y tan sólo con el auspicio publicitario de Radioprogramas del Perú, el evento se inaugura el 18 de abril de 1985, en el auditorio de Facultad de Química ubicada en el Campus universitario sammarquino, con la presencia del referida Rector, y el grosero hostigamiento de Sendero Luminoso, quien todos los días se encargaría de cortarnos la luz.

Discurrió el evento en tres largos días y al final, el 20 de abril, se aprobó por unanimidad la ponencia y pedido del coorganizador José Vargas, proyecto denominado Casa del Poeta Peruano. En el mismo se pide crear una Casa del Poeta y un día para celebrar la presencia del aeda o vate peruano, todos los 15 de abril, conmemorando la muerte física de César Vallejo. El mismo que, por insistencia del ponente, hizo que se nombrara la Comisión Organizadora , presidida por el mismo José Vargas Rodríguez y acompañado por Toro Montalvo, Leoncio Bueno, Winston Orrillo, Max Dexter, Oswaldo Vásquez Vallejo, sobrino carnal del poeta Vallejo, entre otros.

Este proyecto, ya con cuerpo y filosofía, es levantado y expuesto en el interior de la República con adhesiones de importantes instituciones culturales. Todo este material nacional se condensa y se inician las gestiones para encarrilarla al Parlamento a su aprobación. Para entonces, Genaro Ledesma y el grupo parlamentario de izquierda, comienza a caminar con la insistencia y estrategia de José vargas, mientras Rafael Alvarado, conformante de la Directiva , recorre gran parte del Perú, pidiendo importantes adhesiones del mundo político y social. Y dio resultado, porque las filiales empezaron a fundarse, de la mano de Mario Florián, Luis Hernán Ramírez y el inolvidable Hudson Valdivia, sólo por nombrar algunos, quienes caminaron por gran parte del Perú dando el espaldarazo que necesitaba José Vargas Rodríguez.

Así fue que la Casa del Poeta Peruano, fue creada por ley 24616 en abril de 1987, previa autógrafa del Presidente y posterior Reglamentación por el Ministerio de Educación, cuando ya estaba el Gobierno Fujimorista, siendo Ministra de Educación la Dra Gloria Helffer.

La referida ley es pues, la condensación de los deseos del 1er Congreso Nacional de Poetas que se realizara el 17 al 20 de abril de 1985, durante el 1er. Gobierno de Alan García y en pleno auge de Sendero Luminoso como quedó dicho. La referida ley, 24616, esencialmente consta y crea: -La casa del poeta peruano, sólo como ente de promoción cultural /- -El día del poeta todos los 15 de abril / y la -estampilla pro fondos de la institución, la misma que nunca se llegó a dar. Esta quedó trunca, por el avance de la informática que mató al correo tradicional. Se busca nueva formas para activar tan importante determinación legal.

Actualmente la Casa tiene más de 15 filiales en todo el Perú y 12 Representaciones internacionales en todo el orbe. Los presidentes de cada una de ellas, conforman el máximo ente de Gobierno denominado Asamblea nacional de delegados.



En Chiclayo la casa del poeta Filial-Lambayeque, está presidida por el Dr. Edilberto Angulo Florián



Celebran el día del poeta en La Plazuela Elías Aguirre de Chiclayo



Con gran concurrencia, de todos los poetas representativos de Chiclayo, convocado por Conglomerado Cultural y auspiciado por la Casa del Poeta Peruano-Lima, desde las 8.00 p.m. se dio inicio al recital poético. Nicolás Hidrogo Navarro, Coordinador General del Conglomerado Cultural Hizo una reflexión sobre la condición del poeta y la necesidad de generar conciencia lectora entre la familia y desde la escuela. “Ser poeta en el Perú no es ninguna profesión y quizá para muchos represente una evasión en sus depresiones. Peor poeta es quien sostiene su espíritu entre las palabras, el trajín de la publicación y entiende que no basta autopublicarse y llenar un auditorio de familias y amigos. Para ser poeta hay que estar en forma como lo está un atleta, produciendo, publicando, presentando y asistiendo a cuanto evento literario se dé. La condición se opera funciona más o menos en sociedad y comunidad. Cuánto anónimo solitario habrá que sólo escriben y escriben, pero, al igual que el labriego que ara y ara y nunca siembra, persona que escribe y no publica, no puede gozar de tal condición. No basta que nos autodenominemos poetas para satisfacer nuestra ególatra vanidad, es necesario que los demás vean que lo que dice nuestra boca lo exprese nuestras manos obedecido por la dialéctica de la mente. La poesía es escrita. La poesía se piensa y se trabaja como un primoroso oropel, no es un dechado de barbarismos y desconexiones caóticas que no tiene ni pies ni cabeza o raye en lo pueril y lo cursi”.

Todos los grupos activos y representativos de Chiclayo asistieron: “Argos”, “Cultura Chicha”, “Casa del Poeta-Lambayeque”, “Cromolíricos Trazos”, “Signos”, “Ubicuos Malditos” y el organizador y azuzador Conglomerado Cultural.

José Vargas Rodríguez, presidente de la Casa del Poeta Peruano, en un evento similar, desde Barranca y con profunda emoción estética, vía enlace telefónico saludó y resaltó la importancia del día del Poeta Nacional y el significado de ser poeta en el Perú.



El 15 de abril de 1986 en que por Decreto Congresal Nº 24616 , se instituyó el Día del Poeta Peruano – gracias a la propuesta del connacional, el chiclayano José Vargas Rodríguez- en honor al día del fallecimiento del más grande poeta peruano César Abraham Vallejo Mendoza (Santiago de Chuco-Perú 16 de marzo de 1892- París-Francia 15 de Abril 1938), Conglomerado Cultural CONVOCÓ A LA CELEBRACIÒN Y REUNIÒN GENERAL que se llevó a cabo en la Plazuela Elías Aguirre en un RECITAL POÉTICO con todos los inscritos y participantes. La cita estuvo convocada para las 7.30 p.m. en el espacio de tertulias abierto denominado “ La Oficina ”, en pleno centro de Chiclayo. Participaron, los poetas Carlos Bancayán Llontop, Marcoantonio Paredes, Jorge Fernández Espino, Edilberto Angulo Florián, Moraima León Sáenz, Nicolás Hidrogo Navarro, Dagoberto Ojeda Barturén, Marhie Linares, Jesús Tello, Marino Camacho, Javier Villegas Fernández Jonathan Larrea, Luis Heredia, Fernando Odiaga, Marles Eneque, etc.



Los artistas se pronuncian también por los atropellos culturales

Especial atención tuvo el acto solidario y de protesta por el artista Jesús Tello, quien en un performance denominado “El adobe”, hizo un severa crítica contra la destrucción de la Casona Townsend , a pocos metros de allí, donde en un atropello de lesa cultura arquitectónica, hace algunos días en plena madrugada, con premeditación y cálculo se derribó unas de las fachadas republicanas más atractivas de la Plazuela Elías Aguirre. Todos coinciden en que este despropósito debe ser sancionado, porque no sólo hay culpables directos, sino autoridades cómplices encubiertas que han permitido el derrumbamiento de este monumento arquitectónico. Chiclayo soporta, por el auge mismo de la inversión comercial, desde hace unos años, en contubernio con algunas autoridades civiles, militares, políticas y culturales, destrucciones masivas de la arquitectonía republicana y hasta colonial, sin respetar el legado histórico, sumado al descuido y poco mantenimiento que se les da a estas edificaciones.

El poeta no es ni una profesión ni un oficio, es una pasión por las palabras y su efecto estético, es un estilo de vida, es un estado demiúrgico de enunciar las emociones personales y colectivas. Ser poeta es un estado existencial, una condición permanente de convivir con las palabras y tejer la estética de nuestro mapa emocional. Para el poeta no hay día ni lugar, tiempo ni persona que no sea motivo de inspiración. Ser poeta es perennizar con las palabras el compromiso de la vida, la fe en el efecto de las palabras y esa inmensa sed de exteriorizar su intimidad.

En la región Lambayeque (Chiclayo-Lambayeque-Ferreñafe) coexisten alrededor de unos 20 poetas serios, perseverantes sustentadas en su publicaciones y activaciones tertuliares, entre los que podemos citar a los más connotados y clásicos a Hildebrando Briones Dávila (Zaña), Víctor Hugo Parraguez (Ferreñafe), Raúl Ramírez Soto (Chiclayo) maestros de la décima; Alfredo José Delgado Bravo (Chiclayo) y Luis Hinojosa Valdera (Chiclayo), maestros del soneto; Javier Villegas Fernández y Enrique Solano, maestro de la poesía infantil y juvenil. Entre las jóvenes promesas tenemos a César Boyd Brenis, Rolando Barrios Sandoval, Marcoantonio Paredes, Marhie Linares, Jonathan Larrea, Naneska Alarcón Gonzales, entre otros.

Somos conscientes que ninguna ley ni decreto revalorizará al trabajador de la palabra. Somos conscientes que no basta una mención periodística ni un certificado hará que los poetas se sientan aquilatados. Somos conscientes que no queremos poner a los poetas en lastimidad ni que se compre su producto estético por pena. Somos conscientes que el único revalorador del poeta son los propios poetas y los lectores. Hagamos del poeta una muchedumbre inmensa de su propia soledad.

Conglomerado Cultural hizo extensiva la invitación a este Recital Poético a todos los poetas de todas las generaciones sin excepción que será punto de partida para sacar la poesía de las paredes, de los auditorios o aulas y ponerlos bajo la denominación “Poetas y poesía en la plazuela Elías Aguirre de Chiclayo”. Dicho evento que a partir de este 15 de abril se realizará de manera periódica mensual, como una forma de sensibilizar a la comunidad chiclayana y de la región Lambayeque en general y decirle que la poesía y los poetas son entes vivos y no meros recuerdos históricos del pasado que duerman en anaqueles o sean hechos forzados para conseguir una nota y luego olvidarlos para siempre. En este evento se rindió homenaje en vida al cosmonsefuano Alfredo José Delgado Bravo –autor del Himno de Chiclayo, “Móviles Existenciales de Trilce”, etc., quien se encuentra muy delicado de su salud, por el cual hacemos votos por su mejora. Asimismo, se leyó y recordó poemas del vate universal César Abrahán Vallejo Mendoza, paradigma y motivación de casi todos los poetas existentes en el Perú. Luego del recital público, la tertulia de los poetas pasó al centro Comercial VOGANI.



POEMA



Fue un camino de palabras

Que se extravió dentro de un Aleph de visiones

Los sonidos sin realidad

Tornáronse colores y formas del sueño



Fue un concentrar todas las presencias

Del querer

En el horizonte de una mente extrañada



Pronto llegaron las tempestades

Enlodando los caminos de todas las derrotas.



El mal lo difundieron tus órganos sensoriales

Por todo tu cuerpo de vago envidioso

Del águila y la sombra.



Ahora que reposas con nuevas vestiduras

Piensas que alguien puede rescatarte

del silencio imposible



y te preguntas

¿cómo amar después de la locura?



Fernando Odiaga





No hay comentarios:

Publicar un comentario