Buscar este blog

jueves, 3 de junio de 2010

PAPEL ROJO NUEVA REVISTA DE ARTE Y CULTURA EN LA REGIÓN LAMBAYEQUE

PAPEL ROJO NUEVA REVISTA DE ARTE Y CULTURA EN LA REGIÓN LAMBAYEQUE



Sociedad de la Guadaña es un grupo de jóvenes poetas y narradores experimentalistas que con la terquedad de ir remando contra viento y marea en sus ideales esencialistas, ha logrado por fin consolidar un caro anhelo: la revista cultural propia. Entendido que esta pretensión le cuesta caso un ojo de la cara a cada uno de sus menguadas economías, peor ven cristalizar un sueño que sólo los espíritus aventureros y mentes alucinadas logran hacer: poner el arte al servicio del hombre como única bandera de redención y entrega humana.

“Papel rojo” simboliza ese sentido continental de integración y compenetración por la cultura que toma como soporte la creencia que todo lo que existe y ocurre sucede por una fuerza esencial y que predetermina el destino. Como no hay arte ciego ni paria, en ellos y sus propios postulados de su Manifiesto Carmín se encarna la idea de hacer literatura para humanizar más al hombre y acerca el arte a la mesa del lego. Eso necesita un vehículo que pluralice y canalice sus ideales: una revista. Este medio apunta a convertirse en un órgano multidisciplinar no sólo de literatura, sino también de pintura, historia del folklore, ensayos y reflexiones que ayuden a comprender el mundo y sus fenómenos y las palancas secretas que lo gobiernan.

Conozco al grupo, porque hemos compartido gran parte del trecho literario de los 2000 y sé que están a prueba con la parición literaria de este primer número, pues cuando uno da el primer paso no puede dejar de dar los siguientes a costa de ser olvidados para siempre.

Marcoantonio Paredes, Marles Eneque, Jonathan Larrea y Rolando Barrios se constituyen así en los nuevos portaestandartes de las revistas literarias –de las poquísimas en el rigor estrictamente cultural literario, junto a “An”, de Moraima León Sáenz) existen en la región Lambayeque, que llenan este vacío de oquedades y olvidos en los presupuestos para apoyar productos estéticos.

Desde la gratitud enorme, sincera, sin dobleces ni meros formulismos declarativos, Conglomerado Cultural se regocija que estos hacedores jóvenes agrimensores de ciudades irredentas sigan la senda ya trazada por otros y muchas veces abandonas por jubilaciones anticipadas, pues de la literatura uno no se libra jamás cuando se vive apasionadamente enamorada de ella.

La cita fue el día 22 de octubre en el ex Centro Comercial Vogani (Frente a la Plazuela Elías Aguirre) que improvisadamente y por tan sólo un mes se ha convertido en una inmejorable espacio de cultura que regenta el Movimiento Cromolírico Trazos, que a falta de voluntad de otras entidades culturales de ofrecer sus espacios, este local es un anhelo de todos los artistas que se les sigan ofreciendo en calidad de regencia como proyección cultural a los chiclayanos.





Nicolás Hidrogo Navarro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario